spot_img

Submundo de pasiones en el “Jorobado…”

-*Por Javier Aguirre

Cibrian-Jorobado1.jpgCon tres funciones -el lunes 15, el martes 16 y el miércoles 17 de mayo- se presentó en el Teatro del Huerto de la ciudad de Salta el musical dirigido por Pepito Cibrián Campoy “El Jorobado de París”. La respuesta del público salteño fue intensa tanto en cantidad de asistentes como en el fervor de los aplausos.

En “El Jorobado de París” Pepe Cibrian y Angel Mahler trataron de plasmar la libertad del hombre más allá de su belleza exterior, y de esto habla, de un ser que siendo marginado por el mundo que lo rodea, encuentra la paz a través del amor más puro, el amor incondicional, aquel que no pide nada a cambio, aún a costa de ofrecer su propia vida.

El director porteño ya se ha ganado un público en Salta que le responde generosamente cada vez que desembarca en esta ciudad con algunas de sus megaproducciones. Si bien en gira la espectacularidad de las puestas originales en el Luna Park se atenúa un poco, la esencia del show es la misma y la forma en la que los actores se prodigan -así como el nivel de luces, escenografía y vestuario- dejan satisfecho a un público ávido de disfrutar las historias dramáticas.

Si bien “El Jorobado” parece en general inferior al “Drácula” de Cibrián, en esta obra el director porteño vuelve a conmover con la historia de un maltrecho personaje que deambula entre los campanarios de la catedral de París y se hunde en el submundo de un grupo de gitanos marginales para dar rienda suelta a las pasiones humanas y a los anhelos divinos en una trama que permite apreciar no sólo las correctas actuaciones sino también las virtudes vocales de los actores-cantantes.

En El jorobado de París Pepe Cibrían y Angel Mahler trataron de plasmar la libertad del hombre más allá de su belleza exterior, y de esto habla, de un ser que siendo marginado por el mundo que lo rodea, encuentra la paz a través del amor más puro, el amor incondicional, aquel que no pide nada a cambio, aún a costa de ofrecer su propia vida. En esta obra hay dos mundos, uno pasional y brutal, desenfrenado ante sus propios y contrastantes deseos jugado en el personaje de Claudio Frollo, Archidiácono de París y Príncipe de la Iglesia que cae abrumado ante la bellaza de Esmeralda. Otro festivo y no por eso menos comprometido depositado en Magot y Filipón, Reyes de la Corte de los Milagros, mundo subterráneo y peligroso. La poesía en el poeta Pierre, la emoción en la Paquete, y la ternura inconmensurable de Quasimodo, El Jorobado de París. Si hablamos de protagonistas todos lo son, cada uno de ellos define un algo de la obra, necesario para el otro. Y es así que “El Jorobado de París” pretende ser una experiencia Inolvidable… y Pasional.

Actúan: Juan Rodó (Claudio Frolo), Ignacio Mintz (Quasimodo), Florencia Benitez (Esmeralda), Nicolás Martinelli (Pierre), Carolina Gómez (Paquette), Bettiana Bueno (Magot), Pedro Muñoz (Filipón), Fernando Ursino (Truhán), Gastón Avendaño (Febo), Claudio Medina (Capitán)

Dirección General: Pepe Cibrián. Música Original: Angel Mahler.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img