spot_img

Los Rojas, delirio en la multitud

Jorge Rojas le puso carisma y calor musical a la fría medianoche del 17 de junio en la II Fiesta de la Patria Grande en homenaje a Guemes. El espectáculo de “Los Rojas” fue sin duda lo más relevante de una larga jornada artística. La concurrencia varió en todo momento. Según el horario se calcula una audiencia superior a las 35 mil personas. Con un recital condimentado con fiesta y romanticismo, Rojas coronó la celebración folclórica en honor al Héroe Gaucho en nuestra capital.


A partir de las 16, la gente comenzó a poblar la esquina de avenida Virrey Toledo y paseo Güemes, donde fue levantado un enorme escenario dotado de tres pantallas gigantes, sonido y excelente iluminación. Cantares fue el primero en subir al escenario. Le siguieron Sumaimana, Gustavo Córdoba, Marcela Ceballos y Los Jayitas. Al caer la noche subió Paola Arias, Gabriel Morales, Mariana Cayón y Dalmiro Cuellar. El toque diferente y alto nivel musical fue para los consagrados Juan Carlos Baglietto y Lito Vitale. Luego con Guitarreros marcó la vuelta al folclor salteño.

El anuncio de la actuación de Los Rojas hizo explotar a la platea juvenil. El notable carisma de Jorge puso a delirar a una multitud en su mayoría juvenil, que aguardó varias horas al pie del escenario para verlo cantar en vivo. Su alegría contagiosa y su carisma musical, ciertamente efectivo, hace comprensible su éxito. Todas las jovencitas (y las no tanto) deliran con su toque de galán romántico.

“Los Rojas”, Jorge, Lucio y Alfredo, plantean su recital folclórico como un show entre romántico cacharpayero. A la vez hay un vistoso despliegue escénico. Es de los pocos intérpretes del género que canta, baila y se integra a las coreografías con sus hermanos.
Los temas “Para cantar he nacido”, “Las alas de la libertad”, “Río hermano”, “Murallas”, “La vida”, “Adonde va el amor”, “Al borde del delirio” y “Sin memoria”, se suceden sin interrupción con estallidos de aplausos y gritos constantes de sus seguidores.

Buena parte del mérito de este buen show, la tienen también sus músicos. Ellos son: Paito Figueroa en teclados, charango, guitarra y dirección musical; Guido Bertini en batería, Cristian “Mono” Banegas en bajo; Antonio Riera en bandoneón; Sergio Pérez en guitarra y Calos Pema en percusión.

En ciertos momentos, tres bailarines se alternan en las coreografías con sus hermanos. Especialmente en la saya, donde se lucen todos Los Rojas y sus notables bailarines Valeria, Celeste y Diego. En este tramo “Sayera” y “Vuelvo”, levantanr aun más al efusivo público que bailó y cantó junto a los protagonistas. En “La sin corazón”, su ya conocido malambo, Rojas luce sus aptitudes para el baile criollo.

Una prolongada despedida hace que el show se estire hasta pasada la 1.30 de la madrugada del sábado. Casi dos horas bien agradecidas de show que culmina con los temas “No saber de ti”, “Canción del adiós”, “Marca Borrada”, “Una sola voz” (de su último CD) y “Mire que lindo mi país paisano”.

Rojas recreó e Salta el mismo show que presentó en el Luna Park hace poco. Los que se quedaron hasta el final disfrutaron de una verdadera fiesta. A esa altura, el frío era tan solo una anécdota.

  • José Acho

    Periodista

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img