spot_img

Manu Chao: “El terrorista más peligroso es Bush”

(Enviados Especiales) En San Salvador de Jujuy Manu Chao hizo temblar la Vieja Estación con un concierto inolvidable. Con carisma, magnetismo condujo a la masa de público por las carreteras de la emoción, y como sostén un mensaje social y político potente y claro sobre el manifiesto latinoamericano en contra el poder hegemónico y las mafias de la política mundial.

“El terrorista más peligroso del mundo es George W. Bush” advirtió el cantante de origen galo en el escenario. Luego expresó -en diálogo con Salta Libre y Calchaquimix– su esperanza en el proceso que se abre en Bolivia con Evo Morales y su admiración por las políticas que desarrolla Hugo Chávez en Venezuela.


Con su presentación del domingo en el estadio Pacífico de Mendoza, ante 4.500 espectadores, Manu Chao El “francés más latinoamericano de todos” -como lo llamó el diario mendocino Uno- cerró su “Gira Andina 2006”.

En el cierre de su gira andina, el artista francés se presentó en estadio Pacífico de Mendoza que conspiró contra el show por su mala acústica. Ciro, de Los Piojos, fue la sorpresa: tocó un tema con una armónica junto a una banda de General Alvear. Manu Chao impuso su carisma y desató una fiestá a pesar de los problemas de sonido.
Chao-luces.jpg
El viernes, en Jujuy, el artista también debió superar una deficiencia de sonido sobre todo en el micrófono que amplifica su voz, que no tenía la claridad necesaria para escuchar las letras. Le sirvió sin embargo, para golpearlo contra su pecho, remarcando la fuerza del latido de su corazón en sintonía con la emoción del público y las luchas de los pueblos de Latinoamérica.

“Creo que hubo problemas con el sonido, que no sé si estuvo del todo bien”, confió luego del show a la prensa. Pero se mostró satisfecho sobre todo por la actitud del público a la que respondió él con una entrega total en un show que superó las dos horas.

Como un resumen de su posición ideológica y de su visión del mundo, Manu Chao lanzó, en el climax del concierto, esta advertencia: “El terrorista más peligroso del mundo es George Bush”, y en otro momento arremetió contra “las mafias que se esconden detrás de la palabra democracia”.

Al frente de Radio Bemba Sound Sistem, la banda de cinco integrantes que lo acompañan a Manu subió al escenario y desgranó canciones, ritmos y sonidos diversos, marcados por su sello personal: “Yo vengo”. Así, en una comunión mística con las 2.000 personas que se agitaban en el galpón de la Vieja Estación de trenes de San Salvador de Jujuy, cantó “En la carretera”, “Casa Babylon”,, “Sr Matanza”, “Welcome to Tijuana”, “Por el suelo”, “Qué hora”, “Me gustas tu”, “Clandestino”, “El Desaparecido”, “Minha galera”, “La Rumba de Barcelona” y “Mala vida” .

También entregó una sorprendente versión de “Volver” el tango de José Alfredo Jiménez, y un regalo inesperado: “Si me das a elegir”, de Los Chunguitos, como un resumen de lo que significa el alma latina: la entrega total al amor y al sentimiento, por encima de todo interés material o ambición personal.
Chao-recital.jpg
Un párrafo aparte se merecen las bandas soportes que por su diversidad en sus propuestas crearon el clima perfecto para el final esperado. Asi pasaron La Yugular de Jujuy, Señor Valdéz de Tucumán y el folclor casi sinfonico de Inti Huayra de Jujuy. Más que soporte fueron un aporte propio y singular en la antesala del vuelo que Manu Chao luego alzaría con su propia esencia.

La fiesta arrancó sobre las 21,30. A las 23,20 subió Manu Chao que prodigó su arte hasta cerca de las 2 de la madrugada del sábado.

La presencia de salteños y tucumanos fue masiva y se calcula que de estas provincias afluyó a San Salvador por lo menos la mitad del público que disfrutó del show. Con una consecuencia negativa: decenas de jóvenes tirados en la terminal a la madrugada, esperando tomar un ómnibus recién por la mañana, porque las plazas en los colectivos estaban agotadas.

Cansado, pero amable

La guardia periodística de un puñado de trabajadores de prensa de medios alternativos del norte rindió sus frutos. _ Tras el show -a pesar de su renuencia inicial- “estamos cansados porque viajamos 36 horas desde Bolivia” Manu Chao (que desde el escenario agradeció a los piqueteros y bloqueadores de Bolivia y Jujuy que les permitieron llegar a tiempo a su presentación) el cantante francés habló con la prensa.

“Bolivia me llega al alma”

Dijo que fue un honor para él haberse reunido a hablar con el Perro Santillán a quien dijo que quería conocer, se lamentó porque llegó tarde para vivir el carnaval de Tilcara, pero se mostró satisfecho porque finalmente pudo tocar en Jujuy, donde antes había estado solamente de paso.

Con respecto a Bolivia, dijo que ese país “le llega al alma” y se mostró esperanzado en el proceso que se abre a partir del arribo al poder de Evo Morales. Sin embargo se fue cauto con respecto a las políticas concretas que desarrolla el Movimiento al Socialismo en Bolivia, porque consideró que aún es muy temprano para hacer un balance. Al momento expresó su fuerte respaldo y una entusiasta admiración por lo que está haciendo Hugo Chávez en Venezuela. En este sentido, realizó un pormenorizado y elogioso análisis de la política social, educativa, económica e internacional que lleva adelante el gobierno venezolano.
La fiesta no podía terminar mejor. Casi dos mil personas cansadas de saltar, bailar y apaludir, volvieron a sus lugares como pudieron. No todo tenía que salir tan perfecto.

Fotos: www.saltalibre.net

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img