spot_img

Viaje musical a buen puerto

El musicólogo Carse en su Historia de la orquestación explica que la música de Schumann sobrevive aún a costa de su pobre orquestación. Otros y aquí nos incluimos estamos dispuestos a dar valor a la expresión musical e individual de su música, aunque no se ajuste a los valores de orquestación de otros maestros de la época.


Concierto Orquesta Sinfónica. Obertura Flauta Mágica Mozart.
Concierto para dos cellos Vivaldi. Sinfonía Nº 4 Schumann.
Dirección segura, detallista y minuciosa de Yeny Delgado. Sábado 11 de junio a las 21.30, en la Sala Juan Carlos Dávalos, de la Casa de la Cultura.

Schumann avanza en la unificación de toda la sinfonía a partir de una semilla germinal, en un tratamiento abstracto, sin ningún propósito programático como los que tuvieron Beethoven o Berlioz.

Como Leonard Bernstein señaló en algún momento, las Sinfonías de Schumann anteriores a la 4ª podían considerarse un conjunto de movimientos distintos que se complementaban entre sí y podrían perfectamente escucharse de manera aislada. Pero en la Sinfonía Renana es notablemente más palpable la integración de los cuatro movimientos.

Algunos detalles para entender mejor esta afirmación: por ejemplo casi todas las figuras de la obra se pueden rastrear en los elementos de la apertura. La directora Yeny Delgado comprendió a la perfección estas sutilezas y de un trazo impecable nos mostró las profundidades sinfónicas románticas. Las mezclas instrumentales fueron las justas y hubo equilibrio en todas las secciones orquestales.

Hubo tiempo para el drama, hubo claridad de textura, expresiva dinámica, firme marcación de fraseos y matices surgidos de las emociones que provoca la partitura. Aunque algunos críticos le atribuyen a Schumann la falta de instinto para distribuir su material musical en donde mejor contribuya a la impresión de conjunto, realmente la orquesta en la Casa de la Cultura sonó equilibrada y madura.

Es cierto que en algunos casos el compositor buscó adrede un sonido duplicado, de texturas gruesas y consistentes, pero también sucede que la melodía se impone con su carga romántica, como amplía L. Berstein se puede ver «la imagen del hombre romántico, el artista-Dios, escapando de la tierra traicionera en las corrientes aéreas de una obra maestra”. En todo momento nos sorprendió la dirección brillante, nítida y limpia que exhibe la directora cubana que impresiona por su convencimiento.

Se necesitaría un completo estudio sociopolítico para entender las alegorías de la Flauta mágica. Pero la cuestión aquí es ¿como escribir una obertura que pueda prepararnos para semejante experiencia auditiva? Evidentemente Mozart opto por no tocar los temas dramáticos sino hablarnos de la vitalidad y estabilidad. La lenta introducción nos llama a la atención, las fanfarrias recuerdan los orígenes masones que nos transportan a la fuga. En todo momento estuvo presente la ironía mozartiana, el fraseo aireado y leve, terminaciones de frase que parecen suspendidas en el aire, y un final arrollador donde la inventiva melódica fluye sin fin. Excelentes los vientos en general.

Fue tremendamente disfrutable Vivaldi con dos solistas de lujo: Chornyy y Pineda Andrade, muy compenetrados y complementados, aunque el Cello de Chornyy tiene una sonoridad un tanto más ronca, rústica y pesada que el de su compañera. La interacción que requiere Vivaldi entre tutti y solistas tuvo un flujo de energía continua y la melodía sonó propulsada por el arranque visceral del barroco. El bis concedido por los solistas fue el Cisne del Carnaval de los animales de Saint Saens en versión para dos cellos, bella partitura aunque preferimos la versión de piano y cello. Aquí hubiéramos necesitado mayor control del volumen del acompañamiento para dejar la bella filigrana a cargo de Pineda.

En resumen realizamos un viaje desde el barroco fluido de Vivaldi, errando por la pureza marmórea de la melodía mozartiana hasta arribar a los confines del romanticismo en la organicidad sinfónica de Schumann. La firme guía de la directora nos llevó a buen puerto.

  • Magíster Pablo Alejandro Sulic

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img