spot_img

Un poeta discriminado por indígena y villero

Un debate a fondo sobre la Cultura de la Provincia y la región debería ser disparado por la situación del poeta Jesús Ramón Vera, a quien un directivo del BSPA de Cerrillos le negó la autorización para representar en un escenario nacional al indio villero y comparsero, la expresión popular más auténtica y original de los corsos de Salta. Vera es, quizá el mayor representante de su generación literaria en la Provincia. Aunque no le concedieron licencia para participar del espectáculo del Chaqueño Palavecino en Buenos Aires, el comparsero se fue igual. El coordinador del BSPA «Manuel J.Castilla», Marcelo Alberto Di Pauli le descontó los días y le inició una querella.


Chaquenocomparsa1.jpg«Un bachillerato para adultos de Cerrillos rechazó una disposición de la Secretaría de Cultura de la Provincia de Salta, que justifica la ausencia laboral de un docente que asistió como integrante de una comparsa a un espectáculo folclórico llevado a cabo en Buenos Aires. No todo lo que se hace en nombre de la cultura es reconocido como tal», tal el copete de la nota que escribió Javier Ricardo López en el semanario Cuarto Poder. Tras la publicación de esta nota crítica el coordinador del BSPA de Cerrillos le inició una querella al poeta.

Con una poética despojada -que quizá encuentra su más alto vuelo en el famoso poema que escribió inspirado en la ronda de las Madres de Plaza de Mayo- Vera inscribió su nombre en la historia de la Literatura de Salta. Tal vez si hubiera pedido licencia para un encuentro de escritores al que asistiera como poeta o para un congreso académico convocado para profesores de Letras nada hubiera pasado.

Pero para el coordinador del BSPA de Cerrillos parece que un indio villero no puede representar la cultura de Salta, a pesar de que el destacadado estudioso Pérez Bugallo considere a nuestros corsos como «genuina expresión de cultura popular y un ejemplo de folclore urbano».

Para Javier Ricardo López, periodista y escritor amigo del poeta «muchas de las prácticas, objetos, rituales, desde políticas de estado a actitudes de grupos sociales que conocemos y que hemos acordado llamar como culturales integran inmensos regímenes discursivos que no sólo les dan vida, sino que también determinan su circulación, su distribución, el valor que les asignamos y las prácticas sociales que los rodean. Pero no todo lo que se hace en nombre de la cultura es reconocido. Sobre todo cuando ciertas actividades culturales son puestas en duda como tales».

López cuenta así esta historia

Jesús Ramón Vera es un reconocido poeta salteño y profesor de Letras en varias instituciones escolares de nuestra provincia. El día jueves 6 de abril pasado viajó a Buenos Aires para presentarse el sábado 8 de Abril en el estadio de Boca Juniors junto al Chaqueño Palavecino como invitado especial integrando la comparsa «Teuco Nueva Generación».

El Chaqueño esa noche congregó con su nuevo disco «El gusto es mío» a más de 20 mil personas en el estadio a Bombonera y contó con la visita de muchos invitados, Jairo, Jorge Rojas, José García, Juan Balderrama, el «Bagualero» Vázquez pero además estaba la presencia de la Comparsa salteña.

Vera fue cacique fundador de la comparsa «Civilización Huayra» de Villa 20 de Febrero que nació en 1994, pero que debutó oficialmente en los corsos de 1995 en Avenida Belgrano. Pero desde hace dos años participa de la comparsa de la Villa San Antonio, invitada por el cantor que hoy se encuentra en el pico de popularidad más alto de su carrera artística.

Representante cultural

Según la disposición número 03 de la Dirección de Acción Cultural, dependiente de la Secretaría de Cultura de la Provincia de Salta, Jesús Vera es representante cultural ante la Comisión organizadora del espectáculo folclórico desarrollado en Buenos Aires, «a llevarse a cabo en la ciudad de Buenos Aires, entre el 6 al 11 de abril de 2006,a efectos de coordinar las actividades culturales a desarrollar en esa oportunidad». En tanto, el artículo 2 de esa disposición expresa «Dejar establecido que lo precedente dispuesto no significará erogación alguna para el Organismo». Con este documento, que lleva la firma del Profesor Sergio Mariano Bravo, cualquier establecimiento educativo debiera justificar los días de ausencia del docente-embajador cultural.

Vera presentó la disposición de la cartera de Cultura en la escuela técnica 5140 Francisco de Gurruchaga de Villa 20 de Febrero y en el Colegio privado Santa Teresa de Calcuta, donde se desempeña como profesor y no tuvo ningún inconveniente por parte de esas instituciones.

Donde sí tuvo problemas fue en el Bachillerato para Adultos 7068 «Manuel J. Castilla» de la localidad de Cerrillos, donde el Coordinador Marcelo Alberto Di Pauli (quien además es Profesor de Contabilidad) no solamente le rechazó una nota de certificación del Director General de Acción Cultural sino que también le quitó toda validez a la Disposición emanada de la Secretaría de Cultura provincial.

Educación, Cultura y Región

Di Pauli, Coordinador para los B.S.P.A. de Cerrillos, La Merced y El Carril, rechazó los comunicados argumentando que no tienen validez. En otras palabras, la autoridad del establecimiento cerrillano le comunicó que para que las notas sean aceptadas tiene que recibir una orden expresa de la Ministra de Educación.
Chaqueno-comparsa.jpg
Un argumento a favor de la decisión de Di Pauli podría ser éste: se trata de un espectáculo comercial y el Chaqueño Palavecino suma a los indios de las comparsas para amortiguar el efecto negativo de la investigación de José Acho en Salta Libre, que fue recogida por medios de Córdoba y Capital Federal -y que provocó cierto revuelo y escándalo- sobre el extraño papel que el cantante popular juega en el conflicto entre indígenas y criollos que reclaman la propiedad de tierras fiscales en los lotes 14 y 55 (Contencioso que llegó hasta Tribunales Internacionales y que involucra al gobierno provincial y nacional).

Para muchos de los lugareños el Chaqueño es uno de los «criollos» que se está apoderando de las tierras de los indios. «A los aborígenes ya se les ha dado mucho…» protestó Palavecino en la revista Rumbos y se autoproclamó «cacique de los criollos». ¿Palavecino está usando a los indios comparseros para limpiar su imagen mancillada por esa polémica?

Nadie duda que el Chaqueño y Los Nocheros son los artistas preferidos del oficialimso gobernante y si desde la Secretaría de Cultura «certifican» que la actuación del cantante tiene rango cultural esto podrìa responder más a un criterio político que de apoyo genuino a una «auténtica expresión de folclore urbano de Salta».

Cabe recordar que hace unos años, dentro de esta misma gestión cultural y política Jesús Vera no pudo entrar en la Casa de la Cultura con los indios comparseros para presentar con un espectáculo su libro «Comparsa».

Técnicamente puede ser que Di Pauli no haya cometido una violación a los reglamentos del régimen de licencias, y que podría haberla concedido o no, de acuerdo al análisis que nos aporta un profesor de secundaria. Pero llama la atención que no atendiera a la disposición de la Secretaría de Cultura, que pertenece al área del Ministerio de Educación que declaraba de interés cultural el viaje de Vera con la Comparsa los Teucos.

No hay indicios de que Di Pauli actuara alentado por motivos políticos (oponerse a disposiciones de funcionarios del gobierno de Romero) o antropológicos-periodísticos (si se diera el hecho que fuera lector de Salta Libre, no le gustara la posición del Chaqueño en el conflicto de aborígenes y criollos en Rivadavia, y creyera que el espectáculo del folclorista es más comercial que cultural)

En realidad todo parece indicar que el diferendo radica en el concepto de cultura que maneja Di Pauli quien -en vista de sus decisiones en este caso- pareciera que discrimina como «cultural» a lo académico y a lo literario y deja fuera de la «Cultura» a los indios villeros y comparseros de los Corsos de Salta.

Vera expresó que: «La educación nunca estuvo divorciada de la cultura y menos en la región. En especial hay dos razones, el nombre que lleva el Bachillerato de Cerrillos y, en segundo lugar, que Cerrillos es la capital cultural del Carnaval. Lo irónico de esto es que este bachillerato ponga el impedimento mayor. Nosotros -por los comparseros- no fuimos a estar con U-2. Es más, en el estadio de Boca se cantó hasta la «Zamba de Balderrama» y muchas de las canciones que entonó el Chaqueño tenían letra de nuestro Manuel Castilla«.

El poeta piensa en Castilla mientras toma entre sus manos una antología de Manuel, piensa en el carnaval, en la alabanza permanente del valle que tenía «el Barba». El mismo día que Javier Ricardo López le hacía la nota que indignó a Di Pauli, el poeta y docente eje de esta polémica asistía a la Sexta jornada de promoción de Lectura en el Colegio Nacional organizada por el plan de lectura «Abriendo mundos… Salta lee y escribe» invitado junto a David Slodky para charlar sobre la lectura y la escritura.

Es muy probable que las prácticas culturales sean defensoras de ciertos prejuicios culturales. Uno de ellos sería el que tiene como destinatario a la «Comparsa» quitándole todo tipo de importancia cultural y relegándolo como un «hobby» o un «divertimento». Tal vez, éste sea el pensamiento del Coordinador del BSPA de Cerrillos.

¡Mi sabiduría viene de esta tierra!

¿No es acaso Cerrillos el pueblo tan promocionado como la capital del desentierro del Carnaval con su Corso de Flores? ¿No fue Manuel Castilla el autor del emblema de la Universidad Nacional de Salta, autor de esa frase : «Mi sabiduría viene de esta tierra»?

Y, precisamente, esta tierra tiene hombres que le canten, porque la copla se desangra en la garganta de los comparseros. Además, Manuel Castilla sabía mucho de esto, pues él componía coplas para las comparsas.

Un día, hace mucho tiempo, el artista Leandro Mendoza hizo el busto del «Barba» Castilla y se lo regaló a Vera para que él lo done al Bachillerato de Cerrillos que lleva su nombre. Pero eran otros tiempos. Cuando el poeta dictaba todos los sábados un taller literario sobre la poética de Manuel en Cerrillos, actividad que había sido declarada de Interés municipal durante los años 1998 y 1999 por el Intendente de ese municipio.

A pesar de la negativa del coordinador del BSPA de Cerrillos para conceder la licencia correspondiente, Vera viajó igual y representó a la cultura popular salteña junto a la comparsa Teuco Nueva Generación de Villa San Antonio y actuó junto al Chaqueño Palavecino, el sábado 8 de abril pasado.

En el bachillerato «Manuel J. Castilla» (el barbudo, que fue amigo y maestro de Jesús Vera pediría que por favor le cambien el nombre) no sólo le descontaron por la inasistencia, sino que tras la publicación del nota crítica de Javier Ricardo López, el coordinador de esa institución educativa le inició una querella al poeta.

Moraleja: esto es lo que puede pasar cuando dejamos la cultura y la educación en manos de los profesores de Contabilidad…

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img