spot_img

Un León en las venas de América

El cantautor León Gieco dio un concierto conceptual e histórico en La Caldera. Ante casi dos mil personas que lo esperaron pacientemente y a eso de las dos de la madrugada del domingo 10 de octubre pasado ofreció dos horas de un recital cargado de compromiso por los derechos humanos, la violencia de género, de condena a los genocidas de la dictadura y de homenaje a las mujeres destacadas en el mundo por su historia de lucha.


Gieco pidió en Salta respeto

por las tierras de los indígenas

Su recital se construyó de una manera conceptual en base a su historiografía emotiva y contestataria de canciones compuestas en las distintas épocas difíciles de la Argentina. Cantó sus principales canciones convertidas en íconos de su compromiso con diversas causas que compuso a lo largo de 40 años y la misma cantidad en discos. Tampoco faltó la denuncia y los homenajes a Mercedes Sosa y Charly García.

León cantando El angel de la bicicleta
León cantando El angel de la bicicleta
En varias oportunidades destacó y reconoció el hecho de haber sido convocado por el intendente la Municipalidad de La Caldera para regresar a cantar en Salta. Así también reconoció el trabajo del Bagualero Vázquez a quien invitó al escenario a cantar juntos sus coplas. En el predio de estilo “carpero” del Complejo Deportivo Municipal, León subió con sus músicos al escenario dotado de tecnología lumínico-sonora salteña con algunos desniveles en el control del sonido (Sonido de Pepe Epifanio, Luces de Portal, Pantallas de los Hermanos Palacios).

Su recital se basó en la construcción de la densa historia de la argentina según las tres décadas más controvertidas para la política y la cultura. Arrancó con el ’70, luego siguió con los ’80 y los ‘90. Música e imagen para su historia y la historia del rock argentino marcado por los hechos políticos. De entrada sonaron tres de sus temas más fuertes de esa época: “Hombres de Hierro”, “El país de la Libertad” y El Fantasmas de Canderville”.

Cada canción hasta el final era ilustrada con imágenes de los sucesos en dos grandes pantallas a sus espaldas que repasaban también los hechos políticos del país con destacado énfasis en relación a los derechos humanos. Eso fue hasta que uno de los proyectores de las pantallas que trajo la producción de Gieco se quemó. Desde ahí hasta el final y el repaso en imágenes desde el escenario perdió algo efecto, pero el cantante lo minimizó con su tenaz mensaje.

León con el Bagualero Vázquez
León con el Bagualero Vázquez
El incansable luchador contra las injusticias de las minorías sociales, al promediar su actuación, leyó un manifiesto por las tierras e instó al Gobierno de Salta a que se frene con los desalojos y respete las tierras de los indígenas en el territorio salteño. Su defensa se reforzaba con dos pasacalles en el predio que se podía leer con grandes letras “Frenemos los desalojos, defendamos nuestra tierra, defendamos nuestro derechos”, firmado por la Asociación Pequeños Productores del Chaco Salteño.

León es un abanderado artista. Colabora con asociaciones como Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, Agrupación H.I.J.O.S. de desaparecidos, Greenpeace, Campesinos Sin Tierra, comunidades aborígenes, jóvenes con diferentes discapacidades “Mundo Alas”. Su banda estuvo conformada en La Caldera por León Gieco (voz, guitarra, armónica); Marcelo García (percusión); Luis Gurevich (acordeón, teclados); Aníbal Forcada (bajo); Claudio Mogila (guitarra); Juan Fernando Díaz (guitarra, coros).

“La Caldera en Concierto” tuvo un desarrollo de festival que comenzó a las 21.30 con el grupo Los Waiques, Los Kallpas de Jujuy, el grupo Pujllay el invitado sorpresa de León, el rosarino Agustín Pistone y Los Guitarreros.

La despedida de Salta
La despedida de Salta
El público ovacionó cada tema, cantó con él y vibró palmo a palmo su recital hasta el final que llegó cerca de las 4 de la madrugada. Pasaron todos los temas de referencia. Se cantó todo: “Pensar en Nada”, “Carito”, “La Navidad de Luis”, temas del álbum “De Usuhaia a La Quiaca”, “Memoria”, «Todos los días un poco», «Cinco siglos igual», «Del mismo barro», «Mensajes del alma» “Bandidos Rurales” “El ángel de la bicicleta” y no podía falta al cierre “Solo le pido a Dios”.

La organización del recital a cargo de la Municipalidad fue excelente. Había gente en el camping, las cabañas, comidas rápidas, feria de artesanías y baños químicos. Lo mejor fue la garantía del público de contar con el transporte para regresar a la capital al término del show.

Incluso la Municipalidad regaló entradas a jóvenes estudiantes de La Caldera para que todos disfruten del encuentro histórico que será recordado por su enorme contenido artístico, lo didáctico sobre la historia de la Argentina y la influencia de uno de los protagonistas de la corriente movilizadora del rock argentino.

  • José Acho, Periodista
  • Fotos Calchaquimix

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img