spot_img

Un director maduro, una orquesta inspirada

Jorge Lhez, sorprende día tras día por la naturalidad con que se sube a un escenario, y por esa calidad y libertad, un tanto desconcertante en alguien que es joven y multifacético. De repente aparece un fraseo o un toque personal y especial. Pocas veces hemos asistido a una interpretación tan reconfortante, personal, técnicamente impoluta, equilibrada y, emotiva como pocas.


Concierto regular de la Orquesta Sinfonica de Salta. Sábado 14 de agosto en el Teatro Provincial de Salta. Director asistente maestro Jorge Lehz. Obras Obertura del Festival Académico de Johannes Brahms y la Sinfonía Nº 2, en mi menor de Sergei Rachmaninov.

La orquesta estuvo brillante y compacta, con una sonoridad llena de matices. Fue un placer observar la armonía y energía que el director puso en cada gesto.

La segunda de Rachmaninov tiene armonías sombrías con sonoridades que en algunos aspectos semejan a Cesar Franck. El sonido en algunos pasajes se torna glorioso, con melodías magnificas.

El Primer movimiento tuvo la melancolía rusa tan típica, que después de una larga introduccion nos hace surgir a la vista desde las profundidades de su inspiracion una memorable sección. Excelente los solos de oboe en el primer sujeto, con sus acordes, y el clarinete heraldo del segundo sujeto.

En el segundo movimiento hay optimismo por el futuro. Abundaron los acordes plenos, todos afinados, que recuerdan las Danzas Sinfónicas. La sección del Trio presentó un caracter de Marcha, y cerca del final el estilo coral de la ortodoxia rusa breve y enigmatica, tan caro al compositor (lo presenta en casi todas sus grandes composiciónes).

El Tercer movimiento es un tipo de variaciónes, con una melodía lirica , emotiva, poetica que dificilmente la olvidaremos porque lascera el corazon y se mete en las entrañas. La interpretacion de la seccion cuerdas y maderas fue sensible y sentida, prolija y magistral.

El Finale tuvo resolucion y nuevas confidencias, con citas nuevamente
del coral ortodoxo, sí otra vez. Rachmaninov junto a la Orquesta Sinfónica de Salta nos sumergió en la noche del sabado en un letargo sentimental mezclado con muchisima pasión para plasmar un trabajo completamente consciente, pero
excesivamente puro y emocional.

  • Magister Pablo Alejandro Sulic
  • Especial para Calchaquimix

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img