spot_img

Un candado municipal a la Cultura

El Municipio de Rosario de la Frontera intervino de manera forzoza la Escuela de Arte “Roberto Maheashi” con el cambio de la cerradura y un candado a la puerta del edificio donde funciona la institución. La denuncia viene de los integrantes de la Comisión de Apoyo a los Talleres Artísticos. Afirman que la cultura rosarina tiene dueño un candado luego que la intendenta Rómula Montero, ordenó el miércoles último la intervención del municipio en el manejo del edificio en forma arbitraria.


La medida tomada sin acuerdo previo con la Comisión viola el convenio de comodato otorgado al profesor y escritor Ramón Jesús Vera, en su condición de coordinador general “ad honoren” de esos talleres artísticos. Al conocer la denuncia sobre esta extraña medida tomada por la jefa comunal, Calchaquimix no pudo comunicarse con alguna autoridad de ese municipio.

Se pudo saber que los funcionarios responsables se encontraban viaje y la Comuna totalmente acéfala desde el jueves por el feriado largo del fin de semana. A través de la publicación en el diario “La Verdad del NOA”, los integrantes de la comisión hicieron conocer la novedad a docentes y alumnos de la institución creada por iniciativa, fuerza y sacrificio de los propios integrantes de la comunidad cultural, mediante una lucha que encabezó el poeta Jesús Ramón Vera.

El edificio propio para dictar talleres artísticos gratuitos fue alquilado a cargo del Gobierno de la Provincia y entregado a la Comisión mediante un convenio de comodato por cinco años. Uno de los integrantes de la comisión dijo a este medio que los fondos para el sostenimiento del edificio provienen del Gobierno Provincial a través de la Municipalidad de Rosario de la Frontera, pero según el convenio de comodato su manejo les pertenece.

“Los fondos para el alquiler llegan a través de la Municipalidad por una cuestión de orden contable, pero eso no le otorga el derecho a decidir sobre el manejo del edificio, cuando se abre o se cierra”, dijo una fuente sobre el hecho de cambiar la cerradura, algo que todos consideran una medida inconsulta y arbitraria. Remarcó luego que por la existencia del comodato otorgado por cinco años, este hecho puede calificarse de “usurpación y violación de domicilio”.

Los talleres son dictados por profesores que llegan a Rosario, solo con pasajes ida y vuelta que les paga el Gobierno. El tiempo que se toman y la enseñanza es gratis “por amor al arte”, gracias a un acuerdo de voluntariado realizado por la Comisión con profesores y la dirección de la Escuela de Arte de Salta “Tomás Cabrera”.

Según reveló el diario “La Verdad” de Rosario de la Frontera, todo comenzó el miércoles 4 de abril por la tarde cuando llegó el profesor Luis Colque para dictar la última clase de Cerámica de la semana y se encontró con que la llave que manejan para ingresar a clases, no abría las puertas del edificio sin ningún aviso previo ni explicación. Posterior a ese hecho, fue que la Directora de Cultura Blanca Avila, le comunicó verbalmente que habían cambiado la cerradura y que a partir de ese momento tendrían que pedir las llaves en la Dirección de Cultura.

Miembros de la Comisión de Apoyo a la Escuela de Arte, subrayaron un hecho significativo que pinta el trabajo de los funcionarios de cultura de Rosario. Sostienen que no tienen, ni tuvieron ninguna iniciativa o proyecto cultural para realizar en el edificio. La prueba concluyente tomada como ejemplo está en el programa del Abril Cultural 2012, que se desarrolla en capital y el interior. Nadie responde por qué la Rosario de la Frontera no tiene, ni figura con ninguna actividad al respecto.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img