spot_img

«Trelew» relato de un cobarde fusilamiento

El filme «Trelew» aborda la fuga que terminó en una masacre en Agosto de 1972, plena dictadura, en una improvisada cárcel de máxima seguridad de Rawson, Patagonia Argentina. Podrá verse toda la semana en el Hoyts del Shopping y también en el cine Opera del centro. Más adelante se programarán también exhibiciones especiales para estudiantes. Al estreno en Salta del jueves 4 y viernes 5 de mayo en el Cine Opera, asistieron María Piroti y Juan Arruti, productores del filme.


«Trelew» aborda el plan de fuga de más de un centenar de presos políticos bajo la dictadura militar se pone en marcha. Algunos logran alcanzar el cercano aeropuerto de Trelew, su puerta de escape hacia el Chile socialista. El resto correrá distinta suerte. Trelew es un punto de quiebre, presagio de lo que vendrá en un país que después de este episodio sangriento ya no será el mismo.

La cinta trata de otra oscura incógnita más en la historia argentina que la película intenta develar o por lo menos, poner un poco de luz a la memoria sobre un episodio sangriento velado de injusticia sobre los hechos ocurridos el 22 de agosto de 1972 en la Base Almirante Zar.

Una masacre del Gral. Lanusse

¿Por qué trabajar sobre un tema difícil, silenciado por años? Por qué meterse en cuestiones que el tiempo convirtió en un tema maldito? ¿Por qué Trelew?

Trelew-directora.jpgSobre estas cuestiones Mariana Arruti, la directora dijo: «Trelew nos explica el presente, Trelew cuenta de una generación que tomó la decisión de enfrentar un proyecto de país y construir otro. Y no pudo, o mejor dicho, no la dejaron. Los resultados son hoy la miseria, los miles de jóvenes sin trabajo y sin futuro».

«Es una historia no de héroes intocables, sino de cuento pequeñito, de cuento de la solidaridad de aquellos habitantes de la extensa patagonia, que decidieron entrar a un penal de máxima seguridad a llevarle cigarrillos, queso y pan, a esos jóvenes presos que además de enfrentar a una dictadura militar y hacer la revolución, también reían y jugaban al fútbol y cantaban chacareras y zambas de pabellón a pabellón».

«Trelew porque no podía entender y quería explicarme, la fortaleza de aquellos que lo perdieron todo -sus hijos-, y que sin embargo se pararon firmes en sus dos piernas, para pelear contra aquella dictadura del Gral. Lanusse, y gritarle en la cara que aquéllo, a pesar de las versiones oficiales, había sido un asesinato, un fusilamiento cobarde».

Trelew-escena.jpgSobre el tema ningún miembro de la Marina aceptó dar una entrevista a los autores del filme. Todo el pueblo sospechó desde un principio quiénes eran los culpables de la masacre de Trelew. Los productores cuentan que la Armada Argentina también se negó a dar una declaración oficial para la realización de este filme.

En aquela época, la dictadura militar encabezada por el General Lanusse respondió con el fusilamiento de 16 presos políticos a la fuga de la cárcel de Rawson y al apoyo popular a los movimientos revolucionarios. Hasta hoy no ha habido ningún juicio ni condena por los hechos que esta cinta narra con singulas óptica. En este documental-ficción se hilvana una historia donde hablan los propios testigos y la trama historica se desenvuelve de una manera actual y novedosa en el campo de los hechos históricos.

Trelew fue premiada en los Festivales Internacionales de: Trieste (Italia), Toulouse (Francia), La Habana (Cuba), Los Angeles (EEUU); México; Toronto (Canadá); Lleida (España); Sheffield (Inglaterra); BAFICI (Argentina) y otros.
Resultó ganadora dos «Cóndores de Plata» (premio del periodismo del espectáculo) como Mejor Guión y mejor largometraje.

La historia oficial

Trelew-Funeral.jpgEn la Argentina, donde la política fue tradicionalmente practicada por las Fuerzas Armadas y la economía conducida por gerentes de las compañías extranjeras, los jóvenes de la década del 70, identificados con los procesos de liberación en el mundo, (Argelia, Vietnam, la Revolución Cubana , Mayo 68 en Francia) encarnaron la necesidad de una profunda reparación social para con los excluidos del sistema. La necesidad de transformación social y el debate de las vías para hacerla posible atravesó a toda la sociedad.

La reacción militar no se hizo esperar. Hacia 1972, durante la dictadura militar del General. Agustín Lanusse, las cárceles de la República Argentina estaban repletas de presos políticos. El penal de máxima seguridad de Rawson, a 1.500 km. de la Capital Federal en la Patagonia Argentina, se había convertido en centro de confinamiento para un grupo numeroso de dirigentes de las organizaciones guerrilleras.

La población del lugar, esquiva en un primer momento al contacto con la cárcel, posteriormente se solidariza con los presos y familiares, formando Comisiones de Solidaridad de apoyo que incluyen el trato personal con los encarcelados.

El 15 de agosto de 1972, los miembros de estas organizaciones guerrilleras, comienzan un intento de fuga masiva de más de 100 prisioneros. Los objetivos de la fuga eran muy claros: devolver los militantes a la lucha armada, y dar un golpe a la dictadura que permitiera romper los condicionamientos del llamado a elecciones para marzo de 1973.

Los presos políticos entendían que la democracia no debía agotarse en este único acto – las elecciones – , sino que debía ser llevada a todos los aspectos de la vida social. Los guerrilleros consiguen tomar el Penal, pero el apoyo externo fracasa, y sólo alcanzan a llegar al Aeropuerto de Trelew próximo al penal, los seis líderes políticos quienes secuestran un avión comercial y parten a Chile. Un segundo grupo de 19 prisioneros llega cuando el avión ya ha partido, y decide tomar el aeropuerto.

Son rodeados por el Ejército y la Marina. Tras largas y tensas negociaciones, se rinden, con la promesa de su retorno al Penal y la garantía de sus vidas. Pero, a pesar de lo pactado, son llevados a la Base Aeronaval Almirante Zar, bajo control de la Marina.

Una semana después, el 22 de agosto, son ametrallados en las puertas de sus celdas. Tres sobreviven, 16 mueren. A partir de este hecho, el gobierno socialista del presidente de Chile Salvador Allende, decide otorgar a los seis evadidos que habían llegado a su país, el salvoconducto para viajar a Cuba.

Los fusilamientos de Trelew son el preanuncio del terrorismo de estado que implantará la posterior dictadura militar (1976 / 1983):

Los tres sobrevivientes de los fusilamientos de la Base fueron asesinados.

De los 6 presos políticos que lograron fugar a Chile, 4 están desaparecidos

El autor del primer Libro sobre los hechos de Trelew, Francisco Urondo, está desaparecido.

Varias familias de quienes fueron fusilados en Trelew fueron exterminadas.

Más de 100 abogados defensores de presos políticos fueron asesinados.

Los pobladores de Rawson y Trelew sufrieron la represalia del gobierno militar por su participación en las comisiones de solidaridad con los presos políticos. Muchos fueron encarcelados o debieron partir al exilio, otros fueron secuestrados y permanecen desaparecidos.

Más sobre Trelew – click aquí

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img