spot_img

Servicio para «Ministros porros»

Posadas no sabía que los músicos de la Sinfónica pertenecen administrativamente a la Secretaría de Cultura, la cual está bajo su ministerio. Esta confesión la hizo en la reunión que mantuvo con los gremialistas de ATE, durante el paro de los trabajadores de la Orquesta Sinfónica de Salta.


Que el secretario de Cultura, Mariano Ovejero, no entiende de políticas culturales es voz popular; algo así como decir que Van Cawlaert no entiende qué es la educación y por eso maltrata a los estudiantes. Pero esta semana se agregó un nominado más a esa lista, para el beneplácito de los salteños que ya están acostumbrados a ministros estilos “Susana Giménez”, ignorantes de sus ministerios, pero bien parecidos y simpáticos.

El nuevo caso es el del Ministro Federico Posadas, ya que prácticamente todos los Posadas son funcionarios -pues ser político en Salta hoy es como ser herrero en la edad media, es negocio de familia- aclaremos que se trata del Ministro de Turismo y Cultura.

Posadas no sabía que los músicos de la Sinfónica pertenecen administrativamente a la Secretaría de Cultura, la cual está bajo su ministerio. Esta confesión la hizo en la reunión que mantuvo con los gremialistas de ATE, durante el paro de los trabajadores de la Orquesta Sinfónica de Salta.

Paros y mal parados

Pero no fue el Ministro el único que quedó mal parado por estos días. El nuevo director de la Orquesta, Enrique Roel, también quedó muy mal parado en el concierto que ofreció la Sinfónica el 1 de octubre en el Teatro Mitre de Jujuy. Por suerte no hubo prensa, pero en el arranque de la Sinfonía Nº 7 en La Mayor de Ludwig van Beethoven, hubo tal el desmadre que fue necesario parar y volver a empezar como si nada hubiera pasado.

Si tenemos en cuenta que fue el maestro Roel quien le ganó el cargo de director a Luis Gorelik, el pésimo concierto de Jujuy le da razón a los músicos de la Sinfónica para continuar con sus reclamos, pues el motivo del paro fue la petición de estabilidad laboral y la eliminación de los concursos cada tres años por resultar “herméticos, no ser “transparentes”, ni tampoco cumplir con la “función de evaluar a la calidad profesional de los músicos”.

Servicio para ministro y Secretario de Cultura

Modestamente desde nuestro medio independiente, daremos a continuación un pequeño asesoramiento gratuito a ambos funcionarios, ya que parece que el salario que cobran los encargados de hacer esa labor no es suficiente para cumplir con sus tareas.

Señor ministro Federico Posadas: “la Orquesta Sinfónica de Salta fue creada por Ley Provincial en el año 2000, por decisión unánime de la Legislatura y comenzó sus actividades musicales en el 2001. Mediante un exigente Concurso Internacional se seleccionó a su Director Fundador, el maestro venezolano Felipe Izcaray y a los músicos que, siendo de nacionalidades y escuelas musicales diferentes, enriquecieron el bagaje cultural de la provincia”.

Esta información, señor Ministro, fue extraída de la página Web de la Secretaría de Cultura, a lo que podemos agregar que el Instituto de Música y Danza, se creó exclusivamente para la Sinfónica, luego se incorporaron la música de cámara, la Orquesta Infantil y Juvenil, el Ballet de la Provincia; y pare de contar, no se ocupa de ninguna otra manifestación musical, ni siquiera de la música folklórica que a usted tanto le gusta.

Pero sabemos que este detalle no es importante, porque Los Nocheros protagonizaron nuestra celebración del Bicentenario cobrando casi cien mil pesos para presentar un disco privado (Ver: (¿Nocheros gratis por la Patria?); y el Chaqueño Palavecino, a quien tiene etiquetado en su Facebook ronda la misma cifra, por lo que podemos estar seguro que al menos estos artistas del folklore son los mimados del Ejecutivo Provincial; a los demás músicos y trabajadores de la cultura, se aplica la teoría del embudo.

Además, informamos con agrado a los señores Ministro y Secretario de Cultura que desde el 26 de mayo de 2010 está en venta el disco que grabó la Sinfónica de Salta con el sello Sony bajo la dirección de Luis Gorelik, el cual aún no ha sido presentado en nuestra provincia a pesar de la buenas críticas que recibió en los medios nacionales y del altísimo costo de su realización. (Ver: «CD de la Sinfónica en desconcierto»)

Sobre el lanzamiento de Sony también avisamos en su momento desinteresadamente al departamento de prensa de la Secretaría de Cultura, ya que no sabían que estaba a la venta. El disco, señores funcionario, se llama Concierto del Bicentenario y hubiera sido una magnífica performance cultural para el 25 de mayo, además de agregar diversidad a aquella ceremonia.

Se va la segunda…

Cuando el secretario de Cultura Mariano Ovejero negó en septiembre a este diario información pública sobre el diseño de políticas culturales y la propuesta de Salta en el III Congreso Nacional de Cultura, pensamos que se trataba solo de un acto de despotismo, pero después de la pobre participación de Salta en dicho Congreso, comprendimos, además, que no existe ningún programa de política pública cultural.

Tal vez el Secretario de Cultura no sepa, y por eso le informamos amablemente, que los libros de los autores salteños que llevaron al Congreso jamás salieron de sus cajas de embalaje. Esto, también explicamos por las dudas no se de cuenta, indica que no se promocionó la literatura salteña y por lo tanto tampoco se vendió un libro, lo que deriva en un engaño.

Tampoco debe saber el señor Ovejero la verdadera opinión y la experiencia de los que asistieron al Congreso. Como la nota pasatista que se publicó en la página de la Secretaría solo reflejó el espíritu turístico de la mayoría de los funcionarios que asistieron, y el júbilo por sus compras en una casa de marca top de ropa; a continuación le hacemos llegar como otro servicio informativo de la casa, la opinión de Víctor Conti, presidente de la asociación de Músicos Independientes Asociados de Salta (MIAS), a quien usted, como a los presidentes de la asociación de escritores y actores, invitó precipitadamente a última hora. Cuenta Conti:

“Asistí al congreso en San Juan, invitado por la Secretaría de Cultura. Nuestra asociación forma parte de la FAMI (Federación Argentina de Músicos Independientes) y en junio de este año participamos del Congreso Nacional por la Ley de la Música, exponiendo un informe acerca de la influencia que tendría la creación del Instituto Nacional de la Música en Salta.

“La verdad es que la invitación a San Juan nos sorprendió y la aceptamos creyendo que en el congreso se trataría el tema de la creación del Instituto Nacional de la Música (INAMU); pero lamentablemente en ninguna mesa ni foro se hizo mención a esto. Como dice la nota (se refiere a Crónica bumerán, la mayoría de los concurrentes eran de Buenos Aires, y muchos fueron a enseñarnos cómo debemos integrar a los pueblos originarios a partir del modelo de sus experiencias en las villas del Conurbano.

“Sólo se hizo mención en una mesa acerca del crecimiento de la producción discográfica independiente a través de los convenios que las asociaciones de músicos tienen con las fábricas de disco autorizadas (todas en Capital Federal).

También comparto lo expuesto en su nota, y tal como se lo expresé a la gente de la Secretaría, que no se hayan realizado instancias previas al congreso argentino (desconocía las instancias que menciona: regional, provincial…); ya que en el foro esa preparación previa de gente de otras provincias era notable (la negrita es nuestra).

Y también es cierto que el lugar que se le dio a Salta fue muy pobre. Además, provincias como Tucumán contaron con ponentes penosos (como Juan Falú) que ni siquiera hablaron del tema que correspondía a la mesa. En fin, da para hablar mucho más…”

En esto, señor Secretario, debemos pedirle disculpa, por no asesorarlo a tiempo sobre lo peligroso que resulta llevar a artistas a Congresos, sin tener una instancia previa de consenso y debate y sin conocer las realidades de cada área. Prometemos que para el Congreso de 2012 no cometeremos tal descuido y le informaremos quiénes son los artistas obsecuentes que se callan a cambio de un viajecito.

Bis y adentro…

Por último, le informamos al Ministro de Turismo y Cultura, que la esposa del secretario Mariano Ovejero, María Magdalena Trucco de Ovejero, (Ver: «Gozos y sombras del privilegio») fue designada arbitrariamente por el Ministro de Educación, como Coordinadora Interina del Turno Tarde en la Escuela Provincial de Bellas Artes N° 6002 “Tomás Cabrera”; según han denunciado cuarenta docentes de ese centro. Pero esta información se las obsequiamos para que todo quede en familia.

Y ya que estamos, le informamos al ministro Van Cawlaert, que el consumo de porro fue legalizado en la Argentina, pero que no es ético que un ministro de Educación compare a los estudiantes con una sustancia tóxica; ni que un Ministro ni un Secretario de Cultura no sepan dónde están parados, porque esa es la educación que reciben los jóvenes.

Para mayor información, señores funcionarios, pueden contratar nuestros servicios; siempre y cuando no se entienda por “contrato” silenciar la verdad y desinformar a cambio de una pauta publicitaria.

  • Idangel Betancourt

    Escritor y periodista

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img