spot_img

Salvaje y políticamente incorrecto

“Relatos Salvajes” es mucho más que una película de horror a la argentina, porque nos hace ver como a diario todos podemos volvernos violentos y/o convertimos en monstruos… El filme fue presentado en un Avant Premier por el Ministerio de Turismo y Cultura de Salta, con una recargada dualidad política no exenta de cinismo. Se estrena en todo el país próximo el 14 de agosto.


Szifrón apuesta fuerte al humor negro y en seis episodios hábilmente contados dispara al corazón del espectador argentino lo hunde y lo aplasta. Ataca al centro de sus convicciones en un guión donde no faltan condimentos para nutrir y despertar nuestro lado más salvaje. Hurga en la conciencia a los espectadores y muestra el maltrato que sufrimos a diario y sus consecuencias.

En cada historia no faltan la mentira, la extorsión, la corrupción, la indolencia, la codicia y la maldad. El filme provoca todo lo que necesario, impacta, emociona, inquieta, seduce y avergüenza.

En “Relatos Salvajes” protagonizada con grandes actores que se desentonan en su desempeño, nuestro cine vuelve a hurgar en la inconsciencia cultural argentina. Somos ese espejo roto que nos devuelve una imagen deformada de nosotros y nuestra realidad.

Es un “Día de furia” a la Argentina, un crudo auto retrato de la putrefacción de la moral y sobredosis de corrupción en todos los niveles de la sociedad que vivimos.

“Lo que te estoy proponiendo me averguenza y mucho… pero nos conocemos hace 15 años y siento que tenemos esta confianza”, dice el millonario personaje de Oscar Martínez a su jardinero. (ver el trailer adjunto)

Con una espasmosa frialdad intenta convencerlo que se haga cargo de un crimen que salvaría a su único hijo que atropelló a una mujer embarazada. Los mata a los dos y luego huye para ocultarse en su lujosa mansión familiar. El objetivo es encontrar un culpable repartiendo millones a diestra y siniestra para mantener su pretendido prestigio.

Lo que te estoy proponiendo me averguenza… porque un espectador o un político sin conciencia no la pasa bien. Pero en fin… es solo una película. Y para eso se hacen las películas de horror. ¿No?

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img