spot_img

Ritmos Latinoamericanos

Una hermosa selección de música latinoamericana ofreció la Orquesta Sinfónica de Salta, con un repertorio que dio calidez a la noche del miércoles 23 de marzo en el Teatro Provincial.


Programa: Concierto para marimba y orquesta de Jorge Sarmientos. El tarco en flor, Gianneo. Malambo y Obertura para el Fausto criollo, Ginastera.

Solo lamentamos la falta de la obra anunciada Sensemayá de Revueltas de la cuál no se dieron mayores motivos por su omisión. Creemos que el poco tiempo de preparación y ensayos pudo atentar con no poder prepararla.

Por otro lado sería muy importante para el aspecto didáctico del concierto que mínimamente en el programa de mano, se expusiera de forma sucinta algunas características de las obras y compositores (marimba, Sarmientos, El tarco en flor, Huapango (¿…?) ya que la mayoría de los asistentes desconocían totalmente las mismas y pensamos que para un mejor disfrute estético es fundamental el conocimiento. La melancólica página de Gianneo fue cantada por los músicos con precisión, ritmo y afinación.

Sarmientos (es un compositor guatemalteco, ganó varios premios en composición y estudió entre otros con P. Boulez y Celibidache) escribió un concierto original, que explota toda la riqueza sonora de este instrumento exótico (instrumento nacional de Guatemala). La obra se estructura en tres movimientos, donde la flauta, el oboe y los timbales (todos sin fisuras, solventes) cobran protagonismo y reconstruyen un registro sonoro típico. Citando a Sarmientos: “busco la expresión del son barreño, que aprendí a improvisar de adolescente al final de las zarabandas con marimba”.La marimba tiene un papel preponderante de igual a igual con la orquesta.

Nuestro intérprete demostró que tiene un dominio sutil rayano en la perfección extrayendo sonoridades acuáticas y transparentes con pleno dominio de la técnica. La osadía musical del virtuoso llegó a cotas altísimas en el segundo movimiento de gran desborde sensual expresivo y el tercero de pura pirotecnia. Es increíble el dominio del instrumento, con un sonido depurado, matizado, dúctil, mientras que la orquesta brindó un acompañamiento preciso.

Para los que quieran ahondar en este compositor un tanto desconocido sugerimos escuchar los tres Concertos para piano y orquesta, los Sextetos para instrumento y aliento y piano y las obras para orquesta Oda a la libertad, Gratitud y El Destello de Hiroshima.

El Malambo fue dibujado con el ímpetu rítmico que Ginastera deseaba, con sonido noble y brillante colorido, destacando la formula del baile popular, salvo algunos desajustes de los metales.

Para el final la paradigmática obra de Piazzolla, Libertango en una versión amplia, emotiva y de exuberancia rítmica.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img