spot_img

Repudian a Cáceres por agravios

La Unión Salteña de Escritores (USDE) dio a conocer el último fin de semana un comunicado con un “enérgico repudio a la actitud intolerante y malintencionada de Miguel Ángel Cáceres”. Afirman que el historiador utilizó el espacio en la Feria Internacional del Libro para desprestigiar a escritores salteños José Agüero Molina y Juan Ahuerma Salazar, de reconocida trayectoria en el medio y ambos afiliados a la institución.


El escrito firmado por la Comisión Directiva, presidida por la escritora Lucrecia Coscio, manifiesta que no es la primera vez que Cáceres emite expresiones de agravio hacia escritores del medio. Recordaron que en octubre del año 2008, “agredió también al poeta Walter Adet, generando un contundente repudio de sus hijos y una significativa reacción de rechazo de la comunidad literaria salteña ante sus falsas acusaciones”.

Asimismo lamentaron que “los pocos espacios destinados a la difusión de obras de autores salteños, en ciertas ocasiones se transformen en ámbitos de tergiversación y prejuicios, que avergüenzan a la literatura salteña”.

Los escritores ofendidos

En su queja presentada por escrito ante la USDE, el escritor Juan Ahuerma Salazar afirma que Cáceres dispuso del foro situado en el predio ferial de Palermo en Buenos Aires para ultrajarlo y desprestigiarlo por su último libro sobre Güemes. El texto de su carta expresa:

«Como este asunto tiene como antecedente grave la campaña que este profesor desarrollara desprestigiando a la obra y la persona del escritor Walter Adet, y en consideración de que se encuentra relacionado, como funcionario, con sectores políticos de la Administración Pública Provincial: Solicito realicen las diligencias correspondientes para requerir información, de los organismos culturales de la provincia de Salta, sobre quién o quienes financiaron la concurrencia del profesor a esa Feria, su viaje y estadía. Y, por supuesto, si hay compromiso de organismos oficiales en la empresa. Salvo que se trate de la secreta, en cuyo caso dichas diligencias no tendrían otra función que la de ser retóricas».

«No se por que éste criollo me odia»

En tanto el escritor José Agüero Molina sostuvo que “le tocó ser otro de los agraviados presentes en el acto donde Cáceres no solo denostó su última novela “La leyenda del Cristo solo”, sino también menospreció su condición de escritor. Su texto expresa:

«Ahora que lo pienso, me toca ser uno de los ofendidos y encima, presente, pues estaba allí mientras el aguerrido Cáceres echaba pestes contra mi libro, contra mi persona y contra todos los pseudo escritores que mal utilizan la sacrosanta historia para garrapatear sus opúsculos vergonzantes, injustamente llamados libros.

La extraña situación se dio en la Feria del Libro de Buenos Aires, adonde fuimos a parar por la generosa invitación de Roberto Nordmann, fallecido una semana antes del suceso. Ese día infausto -miércoles 4 de mayo- presenté mi novela «La leyenda del Cristo solo», que narra las formales mentiras con las que nos catequizaron hace 4 siglos; conté a los presentes -entre otras horripilancias- que Lerma era un criminal y que el obispo Victoria ni siquiera había sido cura, detalles escabrosos -y sabrosos- que la Historia reconoce como ciertos.

Terminada que fue mi presentación, tocóle el turno al susodicho Cáceres, quien dedicó una hora completa a hablar mal de los escritores salteños, los que -según su buen entender- no le llegamos ni a la suela de la ushuta. Tal vez tenga razón, quién sabe, pero tampoco era para estar diciéndolo ahí, haciéndonos pasar vergüenza a todos los salteños que habíamos ido de buena fe a sacar el pecho por la historia cultural de la provincia.

Fue un papelón, pero me di cuenta de eso al día siguiente, cuando comencé a recibir mensajes de apoyo y desagravio, pese a que yo no me había dado por agraviado. Ignoro por qué ese criollo me odia, pero me alivia saber que mucho más que a mí, odia a Juan Ahuerma, tal vez porque el Ahuerma es mejor escritor que yo.

Tal vez, digo, no sé, me parece, una Feria Internacional del Libro no sea el mejor sitio para ir a sacudirse las miserias. Por suerte, el pobre Caserito no fue lo único; aplaudí a rabiar al Teuco Castilla y a la Negra Chagra, además -claro está- a todos los poetas, músicos y gente que echa su granito de arena para que la Cultura siga siendo lo que soñamos que sea», concluyó.

El agravio denunciado ocurrió en la Feria del Libro de Buenos Aires donde un grupo de escritores viajaron invitados por las autoridades de UPCN. Durante el encuentro literario del 4 de mayo de 2011, los escritores ofendidos aseguran que: “Cáceres utilizó una hora del acto para hablar mal de los dos escritores salteños”.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img