spot_img

“Otelo” con Juan Rodó en Salta

La dupla Cibrián-Mahler, vuelve para presentar en Salta el musical Otelo con el protagonismo de Juan Rodó y un nuevo elenco artístico. La obra, subirá a escena el viernes 26, a las 22 horas y el sábado 27 a las 21 horas en el Teatro del Huerto.


Sobre este nuevo trabajo la critica de los diarios porteños dijeron “Fiel a un estilo, la puesta del clásico de Shakespeare de Pepe Cibrián Campoy y Angel Mahler, dura tres horas. Hay rigor, talento y una gran producción”.

“El estereotipo de Otelo habla de esta pieza como una tragedia sobre los celos. Sin embargo, Cibrián quiso darle otro matiz y ubicó el foco en la traición en una versión libre sobre la obra de William Shakespeare. En dos actos y 150 minutos de pura música, sin intervenciones habladas, la traición es el tema principal.”

jpg_Cibrian-Mahler.jpg¿De qué habla “Otelo”? ¿Qué es “Otelo”? Habla de pasiones, de traiciones, de vanidades, de ceguera. Habla de la brutal decisión de obtener algo en donde todos los medios justifican ese fin. Ese es yago. Vil, bajo. Servil, rencoroso. Esa es Bianca, nuevo personaje en la tragedia. Ambiciosa, corrupta, suicida, perversa, bella, exuberante.

Argumento

La historia transcurre en el siglo XVI, en Venecia. Comienza con la llegada de Otelo
al Palacio Ducal, luego de haber conquistado Chipre. Esta versión agregó el
personaje de Bianca, como amante de Otelo -con el fin de lograr que se case con
ella, hace creer al moro que espera un hijo de él-, a Leticia, nodriza de Bianca, a
Mariselda, hermana de Desdémona, a cardenales, curas y a un carnaval veneciano que
aporta color y brillo a la puesta.

Otelo interpretado por el barìtono Juan Rodò, es un moro bastante ingenuo y presto a
ser víctima del engaño, un hombre entero a la usanza clásica, que cree en la
rectitud, en la palabra, en la valentía, en la justicia, y es conducido por esa
conducta a ser engañado -entre otros- por Bianca, una cortesana que finge un
embarazo para casarse con él.

Otro que lo traiciona es Yago, un lugarteniente que serpentea entre la mentira y la
infamia con tal de concretar su odio hacia Otelo, sobre todo porque quiere quedarse
con el amor de Desdémona.

Bianca es un personaje que no estaba en el texto original y prácticamente ocupa todo
el primer acto, y si bien Desdémona aparece en ese lapso tiene su mayor importancia
en el segundo, cuando se desarrolla la verdadera tragedia.

Como en todo espectáculo de la marca Cibrián-Mahler, el segundo aporta una música
funcional a las letras del primero, con estrofas cortadas, desdeñosas de la melodía
y que eluden empeñosamente la rima.

A diferencia de otros espectáculos donde las masas tienen protagonismo -“El jorobado
de París”, por ejemplo-, en este caso se privilegia la acción (verbal) más íntima,
con dos o tres personajes a lo sumo.

Otelo es una puesta operística, con la estética que a lo largo de un cuarto de siglo
han consolidado Cibrián-Mahler y que cuenta con fanáticos seguidores en todo elpaìs.

Vea aqui las fotos de “Las mil y una Noches

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img