spot_img

Los Pericos, un ritual a la carta

Los sonidos a los lejos me eran familiares. Se los escuchaba fácil a más de 3 o cuatro cuadras. Era de un ritmo que te empujaba a mover lo pies y saltar. Puedo decir que crecí en desparpajo con ellos, o sea me hice más caradura para divertirme en las fiestas.


Esas reminiscencias de un pasado fiestero, volvieron al presente desde un escenario de Salta, el jueves 23 a la noche y la buena onda bailable venia de Los Pericos. Segunda buena edición de “Alto Noa en Vivo”, recitales gratuitos que tienen la particularidad de un sector VIP, donde pude comprobar que se la pasa realmente bien.

jpg_Pericos3.jpgDesde que una hermosa mujer de pelo rojizo me permite acceder a esa especie de living bar donde la fiesta se tornó mucho más exuberante. La invitación decía “El mega evento se realizará con un espacio VIP con livings, barras de tragos y catering para clientes del Shopping que utilicen tarjeta Visa o Visa Electrón y para la prensa”. Si está leyendo esta página, seguro adivinará a cual grupo pertenecía quien escribe.

No es mi objetivo hacer ostentación de todo lo que se ofrecía en ese sector; solo voy a decir que había mucho más que un buen canapé y un vino, servicio de catering corrido desde las 22 y hasta pasada la una de la madrugada. Había momentos en los que me preguntaba ¿La crisis no llegó a Salta? Es todo.

Son esos modernos estilos de recitales de las grandes urbes. Sectores para clientes especiales, con entradas que se canjean según la estatura de las compras; que hay plateas con sillas, todos bien custodiados y separados por niveles. Una organización sin fisuras. Aun así, nada impedía a la gente acercarse gratuitamente tras esas barras de contención para presenciar el show y hasta bailar con Los Pericos.

Claro que eso hizo casi toda la gente. Los que estábamos de uno y de otro lado. Pude ver más de quinientas personas mayores y jóvenes disfrutar, cuando Los Pericos (sin Bahiano) se hicieron dueños de la noche salteña con un espectacular show

jpg_Los_Huayra1.jpgLa banda sonó sólida, incansable, contundente. Pusieron todo lo que hay que poner en su show, un su ritual de puro reggae y rock latino. La gente cantó con pasión casi dos horas. Previo a los consagrados Pericos, Los Huayras, el toque de arranque, un poco de su folclor actual para abrir la noche musical, que fue intensa en la conexión con el público y con ambos grupos.

La banda liderada por Juanchi Baleirón (foto arriba) repasó sus hits en un show festivo. Entre ellos, “Runaway”, “Nada que perder”, “Complicado y aturdido”, “Hace lo que quieras” y el clásico que los caracterizó “El ritual de la banana”; y de su último disco Pura Vida: “El gran desfile”, “Pianito” y “El hombre”. El público unió su voz en un grito cuando se anunció el tema “Sin cadenas”, de la película “Botín de Guerra”, que trata sobre la recuperación de la identidad.

No faltaron los bises y las fotos con los fans en la zona VIP. Un “mega” evento, una noche con Los Pericos a la carta, con una muy buena producción artística, de prensa y organización de parte del Shopping local.

El fin de semana largo comenzó aquí un jueves a la noche en vivo y al aire libre con mucha suerte, porque luego vino la lluvia del día siguiente.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img