spot_img

La filosofía del humor a dúo

Ellos son los que inventaron un filósofo llamado Fo, para coquetear con la filosofía del humor. Alejandro Orlando y Pedro Paiva, dos actores y una partitura a dos voces, lograron instalar en el teatro un estilo, una forma de humor y una estética, después de pelear cuerpo a cuerpo con las reglas de juego de la escena independiente.

“Los Modernos”

El dúo “Los Modernos” vuelve a Salta con su espectáculo “Fo”, el jueves 31 de marzo a las 22, en la Casa de la Cultura, primera actividad teatral que abre el Abril Cultural Salteño 2011.

“Fo habla de un imaginario primer pensador, causa de todo pensamiento y en su efecto, origen del intelecto, afilado y hermoso, le llamaron Fo, el filósofo”, dice Paiva sobre la obra que hace referencia a ese imaginario primer pensador. “Tiene que haber habido un primer pintor, un primer pensador, un primer músico, imaginarios, suponen. Mediante citas, “Fo” cierra el tratamiento de ciertos temas importantes y no tanto”, agrega.

“Fo, se llama la obra, por Darío Fo; también por Rubén Darío, padre del Modernismo. En esta coincidencia, de un Fo, de un Darío…, simplemente nosotros jugamos con la idea de lo colectivo que significa el pensamiento”, comenta el actor.

Este personaje literario “Fo” es un desconcierto más, que se devela recién al final de la obra. Es en la redacción del texto donde comienzan también las migraciones sucesivas de Los Modernos, sostenidas por trabajo sólido de escritura. Pedro escribe, Alejandro puede modificar el texto. Son dos actores que comunican un texto; cada 10 minutos, una canción. Es el esquema. “Con las canciones divertimos y hacemos descansar al público. En lo actoral, el teatro es un hecho vivo, es para verlo, explica Paiva, que junto a Alejandro Orlando, siguen con las faldas puestas. En esta obra que toma la forma del teatro, Los Modernos proponen al espectador un ejercicio del pensamiento.

Después de giras internacionales, premios ACE, funciones en las carteleras de las principales ciudades del país, “Fo” regresa a Salta para ofrecer una hora y media de show con un dúo que tiene en vilo al idioma castellano y le pone vértigo al arte de hablar, de pie, acompañando la gran conferencia sobre temas diversos –traídos de los pelos–, con tonos de voz, ritmos y canciones. Las malas palabras, un diccionario apócrifo (el templo del absurdo culto), instrucciones para el lavado de cerebro y hasta un evangelio recién inventado pasan por el escenario.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img