spot_img

La cultura electrónica como provocación

Desde hace varios años se buscan o existen proyectos, espacios y ámbitos especiales cada vez más masivos para desarrollar los diferentes designios que provienen de la llamada cultura electrónica. Están dotadas de estéticas de vanguardia que poco a poco va transgrediendo sus propios límites.


En la búsqueda de singulares experiencias se recrean espacios, se intervienen lugares abandonados, se buscan espacios de entorno natural, en un intento de sacudir la inmovilidad de los cerrados clubes y la polución de las grandes urbes.

Así nacieron diversos proyectos itinerantes mundiales con una estética relativa a la fusión de la tecnología, la música electrónica, pero en estrecho contacto con el medio y el espacio natural. En las grandes urbes se organizan ahora reuniones multitudinarias alrededor de la música electrónica con actividades multidisciplinarias multimedia, asentadas sobre teorías de la comunicación y la percepción.

La propuesta fue aceptada por la gente ávida de vivir nuevas experiencias y emociones que surgen de la devoción al diseño contemporáneo y al arte tecnológico. Esta cultura surgió como provocación o reacción a las viejas estructuras de la diversión en parejas para converger hacia una diversidad de sensaciones externas e internas con ingredientes relativos a la moda, el teatro, el video, la danza, cumpliendo con el objetivo de despertar nuevas sensibilidades estéticas.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img