spot_img

Fiesta de vanidades y tensiones

Se abre la otra maratón teatral de setiembre que reunirá a casi toda la producción teatral salteña del último año. Durante tres días se llevará a cabo la XVII Fiesta Provincial del Teatro. Del jueves 22 al sábado 24 de setiembre diversos elencos locales participarán en la instancia competencia junto a otras piezas adherentes, en el marco Salta Vive Teatro, el Instituto Nacional del Teatro, Representación Salta, en Co gestión con la Secretaria de Cultura de la Provincia de Salta.

XVII Fiesta Provincial del Teatro

Lo que sucederá es bastante conocido: elencos locales participarán en la instancia competencia y otros espectáculos se presentarán únicamente como adherentes al evento que reunirá a casi toda la producción teatral salteña en cuatro días de programación
Lo novedoso este año es que se vislumbran posibilidades a varias de las obras, ya que si bien las estéticas y géneros elegidos por los hacedores del teatro de esta temporada son diversos la calidad es bastante buena.

La obra que calentó el ambiente primero fue “La Madonnita” en la versión de Cecilia Sutti; luego el grupo NN con su producción “Hijos del alma”, “Contrainteligencia” de Peso Neto Teatro también está en la línea de largada de la instancia selección. Probablemente “Los métodos poéticos” sea el factor sorpresa. De esta pieza no puedo opinar porque aún no la vi; seguramente alguna que otra obra presentará alguna sorpresa posible para los jurados…

Este cuerpo debuta con modalidad nueva y con polémica previa. Por varios años el principal organizador de la Fiesta fue el Instituto Nacional de Teatro, quien pergeñó diferentes modalidades democráticas para elegir a la obra/s que representarían a la provincia en la muestra nacional. Ese es el reconocimiento más apetecido, no sólo por el prestigio y valor que logra la producción elegida sino también porque obtiene la posibilidad de ingresar a la cartelera nacional en el evento mayor del teatro independiente.

Y con esa pantalla puede decir lo que se hace en la provincia a nivel teatral y también puede acceder a los curadores y seleccionadores del INT que pueden colocar a la obra en otros circuitos de circulación. Así sucedió con varios trabajos y grupos que hoy son reconocidos por esta clase de experiencias, por ejemplo La Faranda.

Como jurados fueron elegidos: Patricia Garcia de Tucumán; José Antonio Lázzari por la Comunidad Teatral Salteña y Lucrecia Ramos, representante de la Secretaria de la Cultura de la Provincia de Salta.

Por esta cuestión, quienes eligen a la obra por Salta deben tener en cuenta los alcances y la dimensión del rol en el que se hallan. Este año el INT designó una vez más a la directora y docente tucumana Patricia García para este lugar de poder; mientras que los teatristas se decidieron -con una escasa participación- por el director y actor local José Antonio Lázzari para ocupar otro lugar en la butaca de los jurados. El tercer lugar debería haber sido del Profesor Mariano Bravo, quien como co- gestor del evento podría haber asumido tranquilamente este rol avalado por el Reglamento. Sin embargo, el Subsecretario de Cultura trasladó esta responsabilidad a Lucrecia Ramos, quien tiene trayectoria como directora teatral y funcionaria.

El espacio de decisión de los jurados es siempre un lugar incómodo por lo visible de la labor política que allí se juega y generalmente se les cuestiona la idoneidad, la formación y la objetividad del asunto. Se sabe que jamás será posible conformar a todos, sin embargo es más lógico que el compromiso de los involucrados en la selección sea más notable a fin de hacer más profesional el hacer que los convoca a esta edición de la fiesta.

Respecto a ello habría que ver cuáles son las representaciones sobre teatro de calidad con las que se manejarán los jurados ya designados y qué criterios prevalecerán entre estos seleccionadores. No se discute el oficio de José Antonio Lázzari, aunque se sabe de su adhesión férrea e inquebrantable a la estética del realismo social, a las obras clásicas con contenido argumental y compromiso socio-político así como su afecto y cercanía con Ale Tovi. Cabe decir aquí que la actriz fue elegida en primer lugar por la comunidad teatral para ser el jurado de los hacedores, pero esta se excusó quizás por la relación que la acerca a la producción de “La Madonnita”.

Respecto a la decisión del Subsecretario Mariano Bravo habrá que ver qué costos políticos y relacionales involucrará para la gestión y transparencia del evento. Que la Fiesta a veces no se presenta como una fiesta es cosa cotidiana; son muchas las vanidades y tensiones que conspiran en su desarrollo. De lo que se trata es que los organizadores y participantes puedan vislumbrar y obrar con coherencia para ennoblecer la profesión lo más que se pueda. ¡Cosa de lo más densa! Con este clima da comienzo una nueva Fiesta, que servirá para revisar el crecimiento y el compromiso con la actividad que apasiona a los hacedores del teatro local.

Finalmente hay que destacar que cada provincia del NOA decidió su propia modalidad para elegir las obras; Tucumán tiene un jurado que durante todo el año va mirando las obras y toma decisiones más concertadas y con más tiempo disponible para madurar las experiencias. Jujuy se decidió por casi el mismo sistema que Salta, Catamarca y Santiago.

  • Patricia Monserrat Rodríguez

    Crítica teatral.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img