spot_img

Fandermole, música a gusto y paladar

“Los oídos de los públicos son muy diversos, yo creo que son disfrutables los elementos armónicos más simples, son muy disfrutables en cuanto a que la relación melódico armónica se sigue pudiendo hacer, y puede seguir sorprendiendo y puede seguir tocando niveles sensibles con la simplicidad, asi como también me parece que hay comidas complejas, y uno puede, depende de los paladares, disfrutar o no”, expresa el músico y compositor santafecino Jorge Fandermole. Se viene su recital en Salta el próximo 8 de diciembre en la sala “Juan Carlos Dávalos” de la Casa de la Cultura.


En cada uno de los musicos, inclusive en gente de diferentes generaciones, se notan distintas influencias e intenciones. Todos venimos como nutridos de lenguajes muy distintos y además de desarrollos musicales muy diversos. Jorge Fandermole no es la excepción. El afirma “Hemos aprendido un poco de música a partir de los ’70 y muchos tenemos una formación no completada. La gente que hace música popular, viene por un lado con el bagaje formativo auditivo, esa formación académica de los tangueros”.

jpg_Fandermole2.jpgFandermole quien vendrá a ofrecer un concierto en Salta, es un artista, autor, compositor, intérprete y docente de música; nació en Pueblo Andino, provincia de Santa Fe, Argentina, en 1956. Su formación como músico está ligada al cancionero popular tanto de géneros urbanos como rurales, cuya fuerte influencia aparece luego en sus composiciones. Estudió guitarra desde su niñez y su experiencia musical juvenil comenzó como integrante de coros y con la experimentación en grupos vocales e instrumentales, con repertorios que abrevaban tanto en los géneros urbanos como en las diversas expresiones del folclore argentino.

Respecto a la formación musical de los argentinos Fandermole sostiene que “es completamente diferente y mucho más nutrida que la que han tenido los folkloristas en general y, por otro lado, muy diferente a la que tienen en el rock por ejemplo, que es bastante más escasa. Y un poco del jazz también”.

“Me parece que a partir de esas cuestiones, también, donde uno ha visto cómo los elementos más complejos de algunos lenguajes se han ido incorporando a otros, por ejemplo en el folklore con todo lo que pasó desde el nuevo cancionero y después del nuevo cancionero, con las incorporaciones armónicas de los grupos vocales, y más todas las novedades que nos fueron legando por ejemplo gente como el Cuchi, como Manolo Juárez, como el Chango Farías Gómez, cada uno a su manera”.

Uno va tomando toda esa mezcla porque me parece que la idea es una idea de evolución permanente en la que uno no puede tener perspectiva de lo que hace, porque uno configura parte de una cosa histórica a largo plazo y no se da cuenta de qué es lo que está haciendo en el momento, ni siquiera sabe cómo va, de alguna forma, a quedar o no quedar algo de lo que uno hace. Pero yo estoy seguro de que toda esa diversidad, uno la fue tomando de todos esos géneros y además del modo en que esos géneros se fueron desarrollando desde los años ’60 en adelante, que es donde a mí me ha tocado formarme.

-¿Tenés alguna metodología fija de trabajo para escribir canciones?

-No, trato de ser fiel a una certeza que yo tengo, que tiene que ver con que la canción tiene formas de abordaje múltiples y que todos los elementos musicales, que son un montonazo, y que tienen que ver con lo rítmico, lo melódico, lo armónico, lo formal, y además dentro de cada una de esas cosas montones de lugares de ingreso o de posibilidades distintas, y en la letra todo lo que tiene que ver con desde tener una idea que no se puede formular todavía, hasta tener frases o hasta tener como armaduras sintácticas más o menos extensas, o tener solamente un título, o una palabra, se puede arrancar de cualquier lado. Y yo trato por lo menos, y estoy consciente de que cada uno de nosotros tiene como familiaridades adquiridas que conforman clisés y uno va tratando de zafarse de eso, entonces siempre trata de ingresar por lugares diversos, ¿no?, para no quedarse siempre en lo mismo, de modo que algunas veces empiezo por las coplas, otras veces empiezo por un motivo, una cosa melódica, algunos acordes, o inclusive por algunas estructuras rítmicas.

Entrevista Gabriel Abalos

diario La Mañana de Córdoba

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img