spot_img

En la cultura salteña existen listas negras

Leí en Correo de lectores del Diario El Tribuno la carta firmada por el artista plástico Alberto Elicetche y otros más, sobre lo ocurrido con el Fondo Nacional de las Artes días pasados. Averiguando un poco aquí y allá logré llegar al frondoso nudo de un ovillo que lleva más de diez años en Salta, enredándose en retorcidas actitudes. Esto no es de hoy. Esto que pasa en nuestra cultura viene pudriéndose desde hace bastante tiempo. Dicho sea de paso, es bien conocido por los artistas del medio que muchas veces los artistas no pueden más que mirar de lejos como los burócratas de la cultura cobran sus abultados sueldos para enredar con gran maestría esta gran bola de privilegios en la que se ha convertido la cultura local.


¿Cómo viene la mano aquí? Bueno, alguien tiene que decirlo de una vez y no sé porqué me tocará a mí hacerlo. En esta ocasión fue lo ocurrido con el Fondo Nacional de las Artes la gota que rebalsó el vaso. Este organismo avocado a la cultura, lanzó un programa que contempla la actividad cultural de varias provincias del interior. Esta vez, Salta fue la elegida.

Se envió desde el Fondo la convocatoria al delegado que hay en nuestra Ciudad, el Sr. Gregorio Caro Figueroa quien a su vez mandó e-mail a la Secretaría de Cultura haciendo conocer la buena nueva, es decir, todas las disciplinas artísticas que podían participar (plástica, literatura, artesanías, fotografía), las bases y condiciones, fechas en que vendrían los curadores a ver las obras, lugar para encontrarlos, etc.

Rabina-Eleonora.jpg¿Cuál debería haber sido la tarea de la Secretaría de Cultura de la Provincia de Salta? Difundir – Hacer conocer en tiempo y forma – Facilitar la información. Precisamente eso es lo que no se hizo o se hizo a medias. Ahora, vean ustedes cómo manipulan la información (y nuestros destinos) estos salieris de la cultura. Entre la oficina del director de Acción Cultural y la oficina de la directora del Museo de Arte Contemporáneo se manejó absolutamente todo.

En primer lugar, desde Prensa de Cultura se mandó la información del Fondo solo a los artistas que tienen correo electrónico, que no son todos por supuesto, ¡pero días más tarde, cuando algunos curadores ya se habían ido, o cuando la convocatoria para algunas disciplinas (artesanías, por ejemplo) ya había cerrado!

Cuentan los que se enteraron a tiempo a través del Gori Caro, que llamaron a Secretaría de Cultura para averiguar la modalidad de las entrevistas, por ejemplo con la escritora Liliana Heker. Nadie sabía nada, nadie estaba al tanto de los tiempos u horarios de esta señora que venía con la mejor intención a entrevistar a todo aquel escritor salteño que quisiera mostrar su obra. ¡En la Secretaría de Cultura no sabían, o no querían, brindar esa información!

Y esto es lo que pasó con el señor Labaké, el curador de plástica. Ni bien arribó a Salta, se le hizo conocer una muy selecta lista de artistas salteños elaborada por Otilia Carrique, Directora del Museo de Arte Contemporáneo. Ella, no el señor Labaké, seleccionó a los que, a su criterio, merecían estar en esta convocatoria. O sea, a sus amigos.

Seamos justos, los amigos de la Directora del MAC pueden ser grandes artistas, o no. Ese no es el punto. Pero la convocatoria del Fondo Nacional de las artes era abierta, democrática y ¡para todos! Es un derecho enterarse y querer participar y es una obligación de los funcionarios brindar la información que les llega. ¡Para eso les pagan!

Y esconder la información, es un caso de mal desempeño de sus funciones públicas. Así fue como grandes artistas plásticos salteños, galardonados con el Gran Premio de Honor en su disciplina, con años de trayectoria, merecedores de participar en esta convocatoria nacional, quedaron afuera de la forma más autoritaria que se haya conocido, similar a las prácticas usadas en las dictaduras. Y de esta manera, artistas plásticos que recién están ganando espacio (no digamos cómo), que bajo la ambivalente y arbitraria creencia de considerarse «contemporáneos» (como si los demás fueran prehistóricos o estuvieran muertos) irán a representar a la provincia de Salta como vienen representando a esa extraña «movida» artística salteña que desconoce a los que estuvieron y a los que coexisten con ellos, ganándose este espacio a los codazos (y a las copiadas), siempre de la manos de su querida amiga del MAC.

Hay que decirlo de una vez: en Salta existen listas negras que prohíben a muchos artistas valiosos y reconocidos a ocupar los espacios que les corresponden. Los borraron de un plumazo. De igual modo ocurrió con los fotógrafos salteños. Ya había una lista bien hechita por la amiga de los contemporáneos que le pasaron al curador del Fondo. Y de igual forma quedaron afuera fotógrafos con amplia trayectoria y quedaron «seleccionados» otros «contemporáneos» del área.

A los escritores les fue mejor gracias a la actitud de Liliana Heker. A ella también le dieron una listita «bien blanquita» desde la Dirección de Acción Cultural, pero decidió hacer contacto por su cuenta, les pidió a los escritores que les avisaran a los otros y finalmente, su selección fue mucho más completa y democrática.

Este ovillo cultural, que ya ha mostrado varias puntas, tiene que desatarse de una vez y para siempre. No es posible esconder la información a la que todos tienen derecho. No es posible trabar así el camino de un artista. No es posible, en plena democracia, sostener esta manipulación maquiavélica elucubrada por solo dos personajes.

Está claro que los que dirigen el área cultural de Salta no les importan los artistas salteños. La gran señora secretaria de Cultura, la que sostiene no estar interesada en lo más mínimo por el folclore salteño, mira para otro lado. Finalmente, lo que quedó de esta convocatoria fue algo parecido a una pelea de perros por un mísero hueso: el que tira la Nación a las provincias de vez en cuando como a sus parientes pobres para lavar un poco su conciencia.

Y ese amargo sabor a resentimiento sigue creciendo en el ambiente artístico.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img