spot_img

El teatro ataca con el Maestro Jardinero

Con una postura critica sobre la sociedad salteña, la pieza teatral “Maestro Jardinero” visibiliza esos estereotipos culturales que nos abarcan. Esta obra hace foco sobre casos que nos llevaron en estos últimos tiempos, a plantearnos un cambio de paradigma social y cultural.


La pieza teatral producida y dirigida por Enrique Marini se estrenó el viernes 5 de noviembre en la sala Wayar Tedin del Centro Cultural América, y vuelve a escena en el Salón Auditorium (Belgrano 1347) el sábado 6 de noviembre a las 22.

Tiene la simpleza de una puesta minimalista y un viaje a situaciones límites de dos actores. El Maestro Jardinero nació para mostrarnos ese costado que negamos como sociedad. Con inteligencia para plantear situaciones que son como un tobogán de emociones.

Enrique Marini, su director, supo amalgamar dos casos que emanan de esa sociedad que insiste en mirar al costado de manera obstinada.

Esa mirada se resiste a asimilar la dinámica de las sociedades y empieza a recibir los cachetazos de sus emergentes que le hacen saber a gritos su realidad.

Marini pone en escena como eje central del argumento, ciertas verdades que ya no pueden esperar más y lo cuenta así:

“Está basado en dos situaciones reales: una es el caso de Sergia que armó todo un lío y una polémica que era un avivado que quería jubilarse antes de tiempo y yo me preguntaba qué pasa con otro sesentón que se autopercibe como mujer y el sistema no está preparado, sobre todo en provincias como la nuestra, tan conservadora y feudal”.

“Digo esto, a pesar de saber que voy a recibir algún palo por ahí, pero cuesta romper estructuras, abrir la cabeza. Y después está también el caso del maestro jardinero que es un caso de discriminación pero al revés. Al personaje de Fede lo discriminan por ser hombre”, exclama.

“La docencia sobre todo en el nivel inicial esta sumamente feminizado. Se trata del salteño Pablo Vidaurre que es el verdadero maestro jardinero que la viene luchando y está trabajando en una escuela pública de Salta capital. El merece toda nuestra admiración porque está haciendo la punta, es excelente”, pondera.

El autor de esta obra cuenta que se encontró con el caso por casualidad.

“Pablo fue alumno de mi esposa en todos los años del profesorado. Ella siempre me contaba sobre Pablo y yo me iba armando la historia aunque nunca llegue a conocerlo para charlar con él sobre el tema. Es así que empecé a imaginar como sería presentar su curriculum y como lo recibirían”, sostuvo.

Aunque Marini tuvo sus dudas al principio sobre como sería recibida esta obra por el público dada su temática contrastante, con los aplausos de la sala “Wayar Tedín” colmada, constató la buena respuesta y le confirmo su atinado de este su enfoque teatral.

(A.P.)

Ficha técnica:

Grupo teatral “Genio y Figura”
Virgilio Morales (Fede/empleado/funcionario)
Enrique Marini (Matías/rector/directora/dueño/prosecretario)
Oscar Humacata: Voz en off
Gustavo Vergara: Diseño de iluminación y fotografía de producción
Genio y Figura: Vestuario y producción general
Juan Carlos Carrizo: Operador técnico
Sara Delgado: Asistente de escena
Walter Vilte: Filmación
Virgilio Morales: Asistente de dirección
Enrique Marini: Dirección y producción general.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img