spot_img

El pelo metáfora de un rechazo

El premiado filme venezolano “Pelo Malo”, de la realizadora Mariana Rondón y que el año pasado se alzó con el premio a la mejor película en el Festival de Cine de San Sebastián, será uno de los estrenos más sobresalientes para Salta en la Semana del Cine Argentino 2014, que tendrá lugar del 4 al 10 de diciembre. El filme se exhibirá en la sección “Mirada Latinoamericana” el domingo 7 de diciembre a las 18.30, en el Hoyts General Cinema.


Por los galardones obtenidos por esta película se remarca el crecimiento de la industria del cine en países de Latinoamérica sin tradición cinematográfica. La trama relata la difícil relación de una madre y con su hijo Junior, un niño que es rechazado debido al descubrimiento de su precoz orientación homosexual.

Ambos aparecen en este relato acosados por cierta orfandad afectiva y económica en la convulsionada capital de Caracas en momentos en que el ex presidente venezolano Hugo Chávez atraviesa una situación crítica respecto de su salud, que lo llevaría luego a la muerte.

El calor, ciertas prácticas bajas, un chico que quiere plancharse el pelo para una foto escolar, una madre perseguida por ciertas actitudes del niño que lee como homosexuales, el paisaje de los monoblocks de las grandes ciudades, las calles sucias, los aprietos económicos, la falta de trabajo, la soledad, enmarcan la historia entre madre e hijo, quienes se tienen solamente el uno al otro en una relación delicada que podría romperse con un suspiro.

Rodada entre mayo y junio de 2012 en las emblemáticas parroquias (barrios) de Simón Rodríguez y 23 de enero, en unos edificios construidos con la asistencia estatal y similiares a los monoblocks argentinos.

Mariana Rondón contó a la prensa, al momento de su estreno en Buenos Aires, qué eligió filmar en estas urbanizaciones por varias razones. “Visualmente son impresionantes pero también son parte de las ciudades utópicas pensadas por la arquitectura de Le Corbusier, que llegan a Caracas, Ciudad de México y Río de Janeiro cuando arranca el modernismo en América Latina», cuenta.

“Son lugares muy estigmatizados política y socialmente en Venezuela, siempre están en el medio de la conflictividad y son como un resumen completo del país y de la ciudad”, concluye.

En 2013 en Venezuela se estrenaron 30 películas nacionales, y que la que menos público llevó a salas convocó 80.000 espectadores, con dos que hicieron la mejor taquilla arribando a 700.000 entradas cortadas.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img