spot_img

El movimiento de la identidad regional

El prestigioso poeta salteño Santiago Sylvester con su compilación de textos de jóvenes poetas de la región, segundo paso de un proyecto regional que partió de una antología de poesía del siglo XX, ilumina una zona amplia y heterogénea de la literatura del Noroeste argentino.

«La poesía sigue siendo necesaria»

Su Antología de Poesía Joven del NOA fue el principal motor del Encuentro de Jóvenes Poetas del NOA que finaliza hoy viernes 29 de agosto en Salta. En esta entrevista, Sylvester brinda algunas de las claves que constituyen la identidad literaria de la región y su desplazamiento en el tiempo.

¿Cuándo cree usted que se fragua una identidad literaria en el NOA?

La identidad en el norte es una construcción que se concretó en la primera mitad del siglo XX. A partir de ese momento se arma una identidad, empieza a haber elementos comunes. Empieza con Juan Carlos Dávalos, hasta el grupo La Carpa; después fue el trabajo de acumular épocas. A partir de cierto momento parecía claro qué significaba ser salteño. Pero por el mismo movimiento de la identidad, casi inmediatamente se comenzó a deformar.

¿Cuáles son los cambios que la Antología de Poesía Joven del NOA revela con respecto a esa identidad?

Lo que ha terminado claramente, no por parricidio, sino por la historia, es lo celebratorio, el canto a la naturaleza característico de una época. La época ha venido con otros elementos, con otras características, y lo celebratorio que era un empuje de Neruda se ha diluido; a pesar que un poema de Manuel J. Castilla sigue gustando. Pero no hay necesidad de dar testimonio del campo. La literatura rural ha terminado. La poesía igual que la vida se urbanizó. Y el campo ha perdido mística y mítica. Los trabajos del campo son tecnológicos; ¿quién va a cantar a una empresa laboral?

A partir de los poetas antologados, ¿se puede hablar de un grupo regional?

No creo que haya grupo en el sentido de elementos comunes. La antología refleja la heterogeneidad cultural. Así como hace 50 años se podía hablar de grupo, ahora hay una heterogeneidad brutal de temas y de formas. En este momento, no veo un elemento común. En todo caso hay cosas que se han abandonado, por ejemplo, se ha abandonado la preceptiva clásica. Ese abandono es muy argentino, en otros países se sigue haciendo.

Usted reunió a estos poetas en un libro y muchos no se conocían, ahora se reúnen personalmente en Salta, ¿qué piensa al respecto de este encuentro?

Lo mejor de esta reunión es que los poetas se conozcan, porque he detectado que los poetas no se conocen. Lo he visto como una necesidad. Estoy encantado con el encuentro de poetas jóvenes. La expresión me gusta, porque es presente. Están haciendo la más rabiosa producción y por eso es un caldo de cultivo de la poesía nacional.

Y como sugerencia me parece que vale, por lo que significa de continuidad, porque soy de lo que cree, en contra del viento histórico, que la poesía sigue siendo necesaria, y desde el punto de vista más práctico es necesaria que exista. La continuidad del poeta joven es lo más interesante de este tipo de reuniones. También es un acierto que la convocatoria sea regional y que haya un intento de trabajar regionalmente.

El noroeste argentino es un desmembramiento del imperio Incaico. Por acumulación histórica hay una conciencia de pasado común, una música común, una gastronomía que une mucho más de lo que se podría pensar, tonadas y maneras de ser. Y el quechua que funcionó como lengua franca, el lenguaje del comercio y del poder político. Eso dio una homogeneidad de palabras, de giros, de punto de vista a través del lenguaje. No es para encerrarse en la región, ni escribir igual, sería terrible. Pero en un mundo tan enorme, el ámbito regional vale la pena fortalecer.

  • Entrevista del Dpo. de Prensa de la Secretaría de Cultura de Salta.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img