spot_img

El megafestival no se hace

Tras la denuncia pública sobre el trasfondo organizativo, el alto costo para el Estado, el manejo político y demagógico de la figura de Guemes, las críticas y pedidos de informes, finalmente el gobierno dio marcha atrás en la producción del megafestival “La Fiesta. Juntos de verdad” con el Chaqueño, Nocheros y Soledad.


El tinte político partidario en la organización de este espectáculo quedó develado con el anuncio de su cancelación que hizo público el propio contador Fernando Yarade, candidato a diputado nacional por el oficialismo junto a Mercedes Junco y “Titito” Romero.

En una entrevista realizada por FM Noticias al candidato de Urtubey, por un cuestionamiento de un oyente, Yarade confirmó públicamente en la emisora que “debían estar tranquilos, porque se había decidido no realizar ese festival”, pero obvió explicar las razones por las que fue cancelado.

Nuevo Diario fue el único medio que denunció públicamente el trasfondo organizativo y los objetivos de la mega producción, cuya organización estaba en marcha para el 17 de junio en el Club Gimnasia y Tiro, con el supuesto fin de honrar al Martín Miguel de Guemes.

Este show fue objeto de las más diversas críticas de sus adversarios políticos, como la utilización partidaria y demagógica de la figura de Gúemes por el oficialismo para promocionar a sus candidatos a diputados. La cercanía del espectáculo con las elecciones del 28 de junio.

jpg_Kike_Teruel2.jpgComo se recordará según fuentes confiables, el alto costo de la mega producción, significaba un gasto de 600 mil pesos para el Estado. Incluso la Senadora Provincial de la Unión Cívica Radical, doctora Claudia Silvina Vargas, pidió informes a la Secretaría General de la Gobernación sobre el monto real de costo del espectáculo que en un primer momento se iba a llamar “Para defender nuestras raíces folclóricas”.

A todo esto se sumaba la incompatibilidad como funcionario y artista de Kike Teruel, como arte y parte del oficialismo en la producción e integrante de Los Nocheros.

El megafestival se presentaba como gratuito para todo el público y el sistema se iba a concretar a través invitaciones personales que se iban a repartir en instituciones públicas y privadas de capital e interior. En este proyecto estaba incluida la empresa de transporte SAETA, con pasajes todo el día sin cargo.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img