spot_img

El camino solista trae a Vicentico a Salta

Vicentico2.jpgEste viernes 29 de julio a las 22, Vicentico, el ex vocalista de los Fabulosos Cadillacs, iniciará su gira nacional en Salta. Su recital viene cargado de espectativas y también ajustado a la capacidad de unas 800 personas que tiene el Teatro del Huerto luego de cancelarse -por algunos problemas- el teatro Victoria, una sala algo mas grande que cuenta con una capacidad de 1.200 localidades. Vicentico tiene una historia de doce discos grabados junto a Los Cadillacs. Ahora Gabriel Fernández Capello decidió emprender un proyecto solista y salir de gira por el paía para terminar en un gran recital en el Luna Park, donde ya tiene reservadas varias fechas reservadas con posibilidades de abrir otras.Andahazi.jpg Le espera un largo recorrido en vivo presentando un álbum catalogado como excepcional por la crìtica, con doce temas de los cuales diez son de su autoría.


Con su gira por todo el país Vicentico probará en vivo verdadero crecimiento artístico. Las cosas no van mal. Tiene tantos temores como espectativas porque aumenta su poder de convocatoria con la posibilidad de tener que abrir nuevas fechas en sus promocionados recitales en el Luna Park de Buenos Aires. Es su primer disco solista luego que el ecléctico cantante regresó de una gira por España, Estados Unidos y México.

Su convocatoria se consolida en base a una estética que va de la canción rioplatense y la música flamenca al pop y la balada, con grandes temas como «Todo está inundado», «Vamos» y «Canción de cuna».

El ahora solista viene a presentar su último CD «Los Rayos» el viernes 29 de julio a las 22 en el Teatro del Huerto de Pueyrredon 170.

«Los Rayos» fue producido por él mismo junto a Afo Verde grabado durante el mes de abril 2004 en estudios Santito de Buenos Aires y mezclado y masterizado en Madrid.Vicentico.jpg

La mayoría de las canciones del CD le pertenecen, excepto dos: «Tiburón», de Rubén Blades y «Los caminos de la vida», de Omar Antonio Geles Suárez.

Los músicos que vienen a Salta son los mismos con los cuales arrancó esta etapa solista. En el álbum tiene tambièn como invitados a Julieta Venegas, Flavio Cianciarulo y Lucho González, además de los acordes que en un acordeón a piano pone Florián Fernández Capello -su hijo de nueve años- en «Los caminos de la vida».

Vicentico muestra que a la hora de componer y editar un disco su necesidad de apostar al lenguaje de las melodías, escribir letras que transmitan un concepto y arreglar las canciones hasta hacer de ellas algo especial.
Con la salida de su segundo disco en condición de solista, cuenta con más de 100 shows con su nueva banda en solo dos años de carrela solista.

Vida después de Los Cadillacs

En el año 2002 comienza su proyecto solista. Graba y edita ese año un material con su nombre como título. «Vicentico» se convirtió rápidamente en un éxito: obtuvo críticas excelentes de parte de los medios especializados y una gran adhesión de la gente. Fue disco de Oro y Platino por su nivel de ventas en Argentina y sus primeros dos singles Se despierta la Ciudad y Culpables sonaron y mucho en todas las emisoras del país.

Vicentico es protagonista indiscutido de la historia del pop/rock de los últimos veinte años. A la importancia de su trayectoria con Los Fabulosos Cadillacs suma su carrera como solista, con el éxito de su primer trabajo y la expectativa que ha generado el segundo: Los Rayos.

El artista comienza su carrera en el año 1985, cuando junto a un grupo de amigos funda Los Fabulosos Cadillacs.

La importancia de LFC puede medirse recorriendo las muy buenas composiciones de sus 13 discos (contando sólo los oficiales), muchos de los cuales fueron Oro y Platino. Pero también puede reflejarse esa trayectoria en estos números y datos: vendieron alrededor de 2.500.000 de discos; obtuvieron premios MTV, Billboard, Grammy.

Pasaron 15 años de éxitos desde que la crítica vio en Vicentico y Los Fabulosos Cadillacs a un cantante y a un grupo sin demasiado futuro. Sus hits explotaron en las radios. Y este inusitado éxito provocaba una mirada algo desconfiada de la prensa, que consideró a Los Fabulosos como un grupo pasajero.

Reunidos alrededor de un poco recordado fanatismo hacia Sumo (”Ibamos todos a verlos aún antes de conocernos”, confesó alguna vez Sergio Rotman), la imagen pública del grupo comenzó a cambiar luego del recordado desplante contra el entonces diputado radical Jesús Rodríguez, a causa de la Ley de Obediencia Debida .

Con el correr de la década del ochenta, los siempre exitosos Cadillacs tuvieron finalmente que superar la prueba del fin de la popularidad, algo que hicieron al ingresar en la década del noventa.

Su décimo cumpleaños, sin embargo, los encontró disfrutando de la puerta al mundo abierta por el éxito de Matador -tema que el periodista norteamericano Duane Eddy calificó como el mejor de la década-, a la que le sumaron la madura credibilidad que llegó con los subsiguientes discos: Rey Azúcar (Sony, 95), Fabulosos Calavera (BMG, 97) y La marcha del golazo solitario (BMG, 99).

La banda así se transformó en una de las más sólidas de la escena local, algo impensable cuando en los comienzos aparecieron como una banda de chicos que quería divertirse.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img