spot_img

El camino nos va transformando…

«El camino nos va transformando, las características de los lugares, más cercanos afectivamente unos que otros también producen nuestra biografía y eso se refleja en las obras que componen la muestra “PA(I)SAJES” . La mirada del paisaje, que generalmente realizamos como espectadores que transitan por un espacio foráneo, aquí sirve de pasaje para la lectura de éste tránsito ajeno en nuestra propia morada y de todas las vinculaciones y entramados que desde esa ambigüedad instituida se generan». Conceptos del proyecto creado por Marcela López Sastre que se exhibe en el MAC.


La muestra, curada por la Lic. Adriana Almada, es un proyecto de la Lic. Marcela López Sastre, llegó a Salta con los auspicios del gobierno de la Provincia de Salta, el Senado de Nacion Argentina, la Embajada Argentina en Paraguay y Fundar (Fundación para el desarrollo regional y Argentino).

En el Museo de Arte Contemporáneo MAC – Salta, se exhibe desde el 21 de diciembre la muestra “PA(I)SAJES”, que reúne instalaciones, fotografías y vídeos de seis jóvenes artistas del noroeste argentino: Ana Benedetti, Rodrigo Cañás, Cecilia García Ruffini, Guadalupe Miles, Roxana Ramos y Guido Yanitto.

jpg_Lopez_Sastre_Marcela.jpgLa muestra, cuyo título se desliza entre los conceptos de “pasaje” y “paisaje”, ha sido articulada en torno al eje del desplazamiento, entendido éste como un proceso transformador personal y colectivo, al tiempo que una realidad compleja y permanente en los sociedades y los sujetos contemporáneos.

El discurso curatorial, elaborado a partir de las obras pero también propositivo en sus argumentos, focaliza su interés en la condición de “tránsito” que ha devenido una de las características de la vida en las últimas décadas, asumido éste desde una situación determinada en gran medida por un paisaje de extraordinaria influencia sobre quienes lo habitan, como lo es el salteño en particular.

Un primer tramo

Refiriéndose a las obras y los artistas la Lic. Marcela López Sastre expresa la escencia de los trabajos en exposición y traza un perfil de los autores que particiopan de este proyecto.

jpg_Miles_Guadalupe-Paisajes.jpg«Guadalupe Miles tiene una producción fotográfica realizada durante 8 años de convivencia con la cultura wichi del chaco salteño, casualmente vinculada en sus prácticas originarias con las etnias del Paraguay.

Cecilia García Ruffini, quien vivió casi un año en Asunción, realizo una estructura basada en el “crecimiento desmedido” representado con miles de tomas eléctricas ensambladas que generaron una red nodal de energía que podía desde cualquiera generar la luz. Esta estructura intervino una vitrina de tejidos antiguos donde la lana, los telares y los diseños sólo se iluminaban con la obra de García.

Las obras de Rodrigo Cañás (foto arriba) y Guido Yannitto se ubicaron en un espacio neutro. La apacheta de Cañás, blanda y frondosa de vegetación selvática invadía la sala entrando desde la ventana del Cabildo que daba a la Plaza Central de Asunción. Cañás viene trabajando con el concepto de apacheta, representación colectiva ritual realizada en la región Andina. Las apachetas de la Puna son montículos de piedras, elemento mineral, al que cada transeúnte aporta con una piedra, un deseo, cigarrillos, coca y alcohol para la pacha (madre tierra) agradeciendo y pidiendo a la vez para el buen transcurrir del camino. En Asunción la piedra es cara y escasa, la vegetación verde y gigante nos asombra a cada instante, de ésta manera Cañás definió allí esta obra colectiva con materiales del lugar realizando una apacheta blanda y vegetal.

Yannitto cubrió la longitud de la sala con un tapiz de 10 metros de largo, tejido en un taller emblemático: el de Pajita Garcia Bes, reconocido por su obra que llevó el tapiz a una dimensión que superó la mera práctica artesanal. Yannitto da otro giro a la búsqueda de Garcia Bes llevando al tapiz a la categoría de instalación. Retoma de ésta manera una práctica ancestral que aquí no interesa como artesanía sino como instalación que cubre el espacio impregnándolo a su paso con la trama, el color y la diagonal que cae, retoma, se corta y se vuelve a instalar desde otro rincón re-definiendo el espacio total.

jpg_Benedetti-Paisajes.jpgAna Benedetti se expande desde la ventana de las dos salas que continúan el recorrido de Yannitto y Cañás, por la ventana violácea de gruesos muros ingresan módulos del color de la fachada del Cabildo que de cierta manera desintegran la materialidad arquitectónica de éste edificio emblemático para la historia urbana y rediseñan la estructura del cielo que impregna el interior reconfigurándose a partir de la forma ensamblada por los módulos de Ana. El cielo como parte de la arquitectura y como horizonte que delimita cualquier paisaje urbano o rural, aquí se materializa y nos invade poniéndose desde las aberturas.

Finalmente, la proyección de los videos de Roxana Ramos se instalan sobre un espacio de superficie original que se encuentra abierta y casi al desnudo de la mirada; descubriendo los cimientos de la historia que han dejado acumular arena desintegrada lentamente por el tiempo y desgranada de los adobones de tierra roja. Las acciones de Ramos: el dibujo incansable sobre la arena, el constante movimiento del viento, la búsqueda que excava para ver que hay detrás de los cimientos y de la tierra. La poética de lo incasable, de lo imposible, de la acción continúa del viento, como metáfora del tiempo, sobre todas las cosas finaliza el recorrido de éste primer tramo».

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img