spot_img

El baile con reproche pudo más

“¿Qué pasa que no bailan…?” Preguntó el cantante de Arbolito a los mil y pico de jóvenes que hasta ese momento los escuchaban sentados el Teatro Provincial. “¡No nos dejan bailar..!” gritaron y se quejaron a coro. Promediaba el recital del grupo de folclor-rock y hasta aquí todos solo escuchaban los temas contenidos por los rigurosos guardias de la platea baja de sala que no los dejaban bailar, ni pararse al lado de su butaca.


Nunca como esa noche los guardias del teatro tuvieron tanto trabajo con el público. Arriba en el palco varios guardas discutían con los chicos para que se sienten y no bailen. Los insistentes jóvenes fans de Arbolito se escabullían y bailaban en los pasillos de la sala, en su recital junto al grupo “Laforma”, por el ciclo “Cultura da la nota”, subsidiado a 10 pesos, por el Gobierno de la Provincia.

El teatro lleno de gente. La alegría musical con reproche sobrevuela y el clima festivo crece con cada tema que comienza. Nadie se explicaba por que no podían bailar dentro de la sala, escuchando el festivo recital de su grupo favorito. “Si esto es una regla de la sala, como se explica que aceptan en la sala la música cumbia del grupo Guinda este viernes”, se preguntaba un espectador.

Los guardias solo les decían “No se puede bailar”. Y si los chicos insistían, los amenazaban con sacarlos de la sala. Arriba en el palco ya habían ocurrido algunos forcejeos con los guardias. Muchos se pararon criticando su accionar. En otro episodio, un hombre le pegó una piña a otro porque le molestaba su alegría y no lo dejaba ver.

Arbolito en el Teatro Provincial
Arbolito en el Teatro Provincial
Todo hacía pensar que en cualquier lo surgía como una fiesta, podía terminar en algo desagradable ante la insistencia de los jóvenes. Esto fue hasta que uno de los cantantes de Arbolito preguntó: “por que no bailan…” y los jóvenes se animaron a más. Los guardias tuvieron que retroceder. Una acertada orden de repliegue a tiempo, hizo que desistieran de esa rígida idea y tuvieron que dejar que la fiesta fluya sin reservas.

De ahí en más, la parte final de Arbolito fue todo un jolgorio. Sonidos latinoamericanos con letras contestatarias al sistema político, a la pobreza, la desocupación y el reproche velado a los políticos. Finalmente los sonidos folclóricos latinos con rock y letras contestatarias hicieron lo suyo. Liberados de las reglas, la gran mayoría dio rienda suelta al baile y los que se animaban hasta hicieron la trenza del carnavalito en los pasillos.

El candombe con tinku, la cueca, la chacarera con cumbia, folclor adobado con rock, fue el menú de la fiesta de Arbolito que al final fue un mate cebado fuerte con temas como “Baila, baila”, “La costumbre”, el “Huayno del desocupado”, “Sobran”, “Niña Mapuche”, “Saya del yuyo”, “Pachamama, madre tierra”, “América bonita”, “La chacarera de las cloacas”. A esta altura Arbolito sobrevuela los distintos ritmos y sus sonidos abrevan de Jethro Tull, Redonditos, Los Jaivas, y fuerte personalidad indoamericana.

La ovación por su música de alto vuelo hizo que los sonidos, antes modernos de Los Nocheros parezcan hoy el “Trío Los Panchos”. La evolución una vez más desafía con rebeldía, el intento de ser contenidos. “Chupate este matecito…” dice una de las tantas letras de la banda, por algo será. Esa noche el baile con reproche pudo más.

  • José Acho

    Periodista

Sobran- Arbolito

Falta vergüenza, falta verdad

Falta tu mente en la libertad

Faltan monedas para viajar

Faltan fábricas, falta hasta el pan.

Falta buen día, como te va

Faltan vecinos para matear

Faltan esquinas, falta quemar

Faltan amigos, falta confiar.

Faltan abrazos, falta emoción

Faltan gestos de buen corazón

Falta tu risa, falta el calor

Faltan trabajos, falta un motor

Sobran políticos, sobran políticos (2 veces)

Faltan maestros sin antifaz

Faltan espacios para crear

Faltan canciones, falta cobrar

Falta conciencia, falta estallar

Faltan fueguitos pa´ calentar

Faltan terrenos sin alambrar

Falta respeto, faltan igualdad

Falta un sacudón dignidad

Estribillo

Pero falta poco para que los demos vuelta!!

Lo mire en tus ojos, no se puede parar!!

Pero falta poco para que los demos vuelta!!

Lo mire en tus ojos, esa noche, no se puede parar!!

Pero falta poco para que los demos vuelta

Lo mire en tus ojos esa noche, no se puede parar!!!

(Estribillo…).

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img