spot_img

El arte de luto por 4 muertes

Los últimos días fueron marcados por las crónicas necrológicas de cuatro figuras del ámbito del espectáculo y la cultura. Esto ha sorprendido de manera singular a los argentinos por su siimultaneidad. Los medios televisivos del país en mayor o menor medida (de acuerdo al rating) se ocuparon del tema.


Incluso fue notoria la morbosidad de los medios audiovisuales que dependiendo del personaje (como fue el caso de Fernando Peña) en ningún momento no perdieron de vista el rating. La mediatizada muerte del polémico y revulsivo actor Fernando Peña, explotó en todos los medios y de cierta manera, opacó otros importantes decesos ocurridos el mismo día o al día siguiente.

Uno de ellos fue la pérdida lamentable para el mundo de la cinematografía fue la muerte del director de cine y televisión Alejandro Doria. Tenía 72 años. Falleció a causa de una neumonía crónica. Hace 40 años había debutado en televisión. En cine «Esperando la carroza» fue su gran éxito y también «Darse cuenta». En televisión las series «Atreverse», «Alta Comedia», «Pobre diabla», «Papá corazón», «Identidad», «Escenario universal», «Situación límite», «Atreverse», «Amores» y «Los especiales de Alejandro Doria».
jpg_Hamilton-Ferreiro-Doria1.jpg
En el ámbito de la cultura, murió también ayer el historiador y diputado tucumano José Ignacio García Hamilton. Tenía 65 años. Sus restos fueron velados en el Congreso de la Nación. Había sido internado de urgencia el pasado lunes en una clínica del barrio porteño de Belgrano y murió el miércoles.

García Hamilton era también doctor en Ciencias Jurídicas y Sociales, profesor, periodista e historiador. En 2007 había sido elegido diputado nacional por Tucumán hasta el 2011. Entre otros libros de su autoría figuran «Vida de un ausente», sobre Juan Bautista Alberdi; «Cuyano alborotador», sobre Domingo Faustino Sarmiento; «Don José», acerca de José de San Martín; «Simón, vida de Bolívar», y «Por qué crecen los países».

Otro fallecimiento fue el del actor Oscar Ferreiro, el «malo» de las novelas Montecristo y Ricos y Famosos. Fue víctima de una enfermedad terminal. El actor murió en el Hospital Italiano donde permanecía internado. En «Ricos y Famosos», con el protagonismo de Pablo Echarri, dio vida a Luciano Salerno, un personaje perverso que irrumpió en las noches de Canal 9.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img