spot_img

Dos discos esenciales de Led Zeppelin

Reeeditan dos discos esenciales de una banda clásica del rock internacional. La nueva entrega de «Led Zeppelin IV» y «Houses of the Holy» vienen con su edición original y le suman otras versiones alternativas.

En afán sería mantener vivo un tiempo que no volverá o reivindicar alguna mezcla que quedó fuera contra su voluntad. Lo cierto es que desde su separación Led Zeppelin nunca encontró su lugar en el mundo; lo cierto es que hace rato que Jimmy Page dedica buena parte de su tiempo a rescatar las memorias de la banda de su vida.

En ese devenir de sus días, ahora les toca a Led Zeppelin IV y a Houses of the Holy ser la excusa para volver al cuarteto formado en 1968. Y, de paso, repasar parte de su obra con la posibilidad de comparar las versiones originales de clásicos como Rock and Roll, Stairway to Heaven y Four Sticks en el primer caso, y Dancing Days en el segundo, con las alternativas.

Además, el nuevo lanzamiento permite ingresar en la cocina de algunos temas como The Battle of Evermore, Going to California y The Ocean, a través de las mezclas de guitarras y mandolina en los primeros dos, y del work in progress en el tercero.

O jugar a ponerle voz a The Song Remains the Same en una especie de karaoke de lujo que, al mismo tiempo, pone en evidencia el entramado sonoro sobre el que trabajaba Robert Plant. Como también sucede con Over the Hills and Far Away, en la que Page dejó una vez más al desnudo y en primer plano su aporte personal al sonido de la banda, y en No Quarter, que con el protagonismo de John Paul Jones al teclado supera de sobra la prueba de ser escuchada como un instrumental.

Pieza de colección, alimento para los fans, material de estudio para las nuevas generaciones. Sea cual sea el uso que cada uno decida darle, hay que reconocer que en casos como éste, lo que abunda no daña.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img