spot_img

Crisis de identidad cultural

¿Sala Mecano ó Walter Adet? ¿Sala de conferencias ó Carlos Gregorio Romero Sosa? ¿Hall de exposiciones ó “Sala Antonio Nella Castro”? La Casa de la Cultura de la Provincia tiene tres salas con crisis de identidad.


Aunque su aplicación es automática, el nuevo Secretario de Cultura Víctor Fernández Esteban no puso en práctica la Resolución N° 24/09, que hace un mes impuso a esas salas, nombres de salteños ilustres.

La cuestión gira en torno a la tácita marcha atrás de una resolución anterior que no aun fue derogada por una nueva resolución lo que origina entre los actores culturales, confusión y desprolijidad.

Este es un ejemplo más las diferencias políticas se imponen por sobre los hechos culturales. Hace un mes Nuevo Diario publicó que la Secretaría de Cultura por resolución N° 24/09, desde el 19 de febrero, tres salas de la Casa de la Cultura, se les había otorgados nuevos nombres de salteños ilustres.

El Hall central donde se realizan las exposiciones anuales, pasó a llamarse “Antonio Nella Castro”, la Sala Mecano se cambió por “Walter Adet” y sala de Conferencias por “Carlos Gregorio Romero Sosa”.

Hasta hoy la resolución con los nuevos nombres no fue derogada y aunque, figura en la pagina oficial de la Secretaría, www.culturasalta.gov.ar, no se los utiliza. Se continúa con la tradición que tiene más década cuando los tres espacios físicos eran conocidos como “hall de exposiciones o entrada” “sala de conferencias” o Sala Mecano.

Hace un mes, el anterior Secretario de Cultura, Gregorio Caro Figueroa, impuso en forma automática, mediante una resolución respectiva, los prestigiados nombres de representantes de la cultura salteña con los respectivos considerantes y artículos.

Se informó de esta medida a las autoridades respectivas, se difundió a través del Boletín de Prensa y la página Web de este organismo, pero no se quiere poner en práctica.

Algunos de los considerandos de la resolución publicada en la página oficial de la Secretaría dicen:

Que la asignación de un nombre propio a la sala le otorga personalidad; que convierte al espacio físico en espacio espiritual. Se trata de humanizar un espacio, de apropiarlo.

Que esta forma mantiene vivo el recuerdo de quienes dieron ejemplo con su trabajo, con la aplicación de su genio, con su generosidad o su heroísmo. La repetición de su nombre es una constante invitación a las generaciones siguientes, a hacer de esos valores una guía para el camino.

Que el homenaje es un ejercicio de memoria que tiene que ver con la gratitud hacia quien se esforzó para vivir dignamente y para legar su tributo a la comunidad. Pero esa gratitud no sólo honra a quien la recibe, porque predispone a la esperanza activa, al compromiso con la construcción del futuro.

En la sección de los artículos se explica también quienes fueron los salteños ilustres:

Antonio Nella Castro: (1921-1989). La literatura, el folklore y el periodismo marcan su trayectoria de vida. Autor de La mestiza (1959); El ratón (1969) que obtuvo el Tercer Premio Planeta de España; Baguala solamente (1962); Crónica del diluvio (1986) y Margarita, el fuego y yo. Fue Presidente de la filial Salta de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE), Director de Cultura de la Provincia de Salta y en dos períodos Director de la Biblioteca Provincial Dr. Victorino de la Plaza y gestionó la adquisición, por parte de la Provincia, edificios para la Casa de la Cultura, en el solar de la actual sede de este organismo y para la Biblioteca Provincial en Caseros 962. Impulsó la sanción de la Ley 6.475 de reconocimiento al Mérito Artístico.-

Walter Adet: (1931-1992). Ejerció el periodismo en Tucumán y Salta. Autor de En el sendero gris (1962); César Vallejo (1969); El aire que anochece (1971); Poetas y prosistas salteños 1582-1970 (1973); El memorial de Jonás (1981); El escudo de Dios (1983); Los oficios (1987) y El Hueco (1992).-

Carlos Gregorio Romero Sosa: (1916-2001). Docente e investigador, cofundador de “La Unión Salteña” (1938), fundó la Biblioteca de la Secretaría de Trabajo y Previsión, Director Honorario del Museo Histórico Regional, integrante de la Junta de Historia Eclesiástica Argentina y el Instituto de Historia del Notariado. Fundó la Escuela de Periodismo de la Argentina junto con Carlos Abregú Virreira. Autor de la Historia de Formosa, de biografías de salteños incluidas en los tres mejores diccionarios histórico-biográficos argentinos.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img