spot_img

Claudia Bonini, descansa en paz

Claudia Isabel Bonini, era bonina, parecía malina pero era Bonini. Pasó su vida partida entre su familia, su soledad y el teatro. La familia de Bonini era más bonini todavía con ella. Melina y sus nietos quedan solos ahora. Pena en el ambito del teatro.


La soledad puede que la haya partido en dos. Solini se paró Bonini ante la parca hace unos meses y la peleó como una actriz da batalla. Con personajes. El teatro llenó la vida de Bonini y la llenó de todos.

Tenía personajes Bonini. Todos la vimos llena de vida en la Tota de Bes, Claudio. ¿La ves, Claudio? ¡Era buena vieja Tota la Claudia! Tenía sus Rodolfos Claudia. Del pánico y la ceremonia ortopédica se llevó a Rodolfos para amigos de su soledad, pero necesitaba más porque la pena era más y se buscó más amigos en el teatro del país.

Todos la conocían, algunos sabían de boninidad. Y sabemos de su amor por el teatro, no por el escenario que si la embellecía aún en lo feo.

jpg_Claudia_Bonini-filme.jpgClaudia amaba el teatro y eso se respeta de ella. Hablaba el teatro, soñaba el teatro, respiraba el teatro. En cualquier lado, en cualquier cargo, sola o bellamente acompañada ella amaba el teatro y eso la llenó hasta en lo feo de la vida. Amaba el teatro más que al escenario. Allí estaba viva. Hizo unas bodas antes que la conozca.

Yo la ví en el desatino, los viejos pánicos, el escaparate, tres mitades, los intereses, la noche de los asesinos, la ceremonia, el mundo es un pañuelo…un pañuelo Claudia…es chiquito y penoso. Sacó las papas del fuego elbirtiano la Bonini y plantó el int y la ley del teatro en Salta.

Se puso a dirigir el pañuelo de Jorge con Hilda y Silvini casi al final. Pensaba estrenar pronto. En serio amaba al teatro. La parca la paró y le fue sacando todas las máscaras a la Bonini, le dejó la más negra máscara isabelina. La trágica. Y lo aceptó al papel.

Réquiem in pace, Claudia Isabel Bonini. Te recordaré como la mina que fuiste: dura, buena y derecha. Para el teatro todo lo que hiciste fue mucho. Una vez me dijo que le gustaban los títulos que le pongo a mis notas. Las leía y después me decía cosas peores.

Sus antecedentes

Claudia Bonini se definía como actriz, pero fue funcionaria del teatro gran parte de su vida y en los últimos tiempos ansiaba dirigir teatro.

Estuvo en: Alternativas sobre la boda de Brecht dirigía José Luis Valenzuela y en Bodas de sangre de Lorca con J. L. Valenzuela, Arsénico y encaje antiguo, El desatino, Dos viejos pánicos, La noche de los asesinos, Los intereses creados, todos con dirección de Claudio García Bes. Tres mitades y El escaparate de los Macbeth con dirección de Carlos Bello. Fue en el escaparate en lo último que actuó en serio. Después dirigió El mundo es un pañuelo de Jorge Díaz.

Como funcionaria trabajó para el Departamento de Teatro de la Dirección de Arte y Cultura de la Secretaría de Extensión de la Universidad Nacional de Salta durante años hasta la actualidad.

Para el Instituto Nacional de Teatro fue representante fundacional de la institución, promotora de la sanción e instrumentación de la Ley Nacional del Teatro, representante provincial del INT, Representante del Quehacer Teatral Nacional hasta el 2007.

Cuando uno va a otras provincias del país Claudia Bonini era sinónimo del trabajo teatral salteño.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img