spot_img

Calchaquímix y la cultura electrónica en la Selva Andina

El sábado 22 de Abril de 2006 quedará grabado en la historia del proyecto artístico cultural Calchaquimix en la selva de Las Yungas con la moda andina. Con este muestra se avanzó un paso más en la difusión de la moda con raíces culturales calchaquíes para proyectarse al norte Andino. Fue la cuarta muestra de moda étnica y música electrónica que se cumplió en el complejo turístico de las Serranías del Zapla, en la Villa Veraniega de Palpalá en plena selva Andina de la reserva ecológica de las Yungas en San Salvador de Jujuy. Toda una hazaña de producción que fue poco valorada por el público de Salta y Jujuy, por la novedosa de la propuesta y en un lugar tan original, su difusión llegó a todo el país.


Calcha-Jujuy4.jpgDe la moda calchaquí a la moda andina. El arte de la moda textil con motivos andinos es actualmente el “boom” del mundo fashion. El sector femenino de alta costura hoy se volcó de lleno al consumo moda andina. Calchaquimix 2006, tuvo un renovado toque con la valorización del la moda andina, en una iniciativa de realizar a fines de abril, la muestra en la Selva Andina de Las Yungas en Palpalá, Jujuy.

VEA todas las fotos – Click aquí

Cuando el proyecto Calchaquimix comenzó con esta iniciativa en el año 2001, sabíamos que teníamos una idea innovadora entre manos. Era la mezcla de música electrónica con desfiles de moda étnica y arte calchaquí. Es decir, no era solo un simple desfile “fashion” con modelos en ropa interior.

El proyecto tenía un contenido cultural desde el punto de vista que intentaba ir más allá de un simple desfile. Es decir, difundir la creatividad de diseñadoras del NOA que trabajaban sus prendas con un sentido cultural y desde nuestra raíces.

¿Para bohemios del Sur?

Este trabajo de las diseñadoras del NOA -de alguna manera antropológico- realizado con arte indígena, debían tener también una elaboración de alta costura, porque eran productos exclusivos para exportación. El mercado interno no lo consumía, y hasta podríamos decir, era menospreciado por ser prendas elegidas por viajantes “bohemios” del Sur o de Europa.

Sin embargo, sus diseños estaban realizados con muy buen gusto y plena identificación cultural debido a que se utilizó para su confección hilos y telas autóctonas teñidas artesanalmente (barracán, cuero, cháguar, etc.) con dibujos étnicos, que en algunos casos eran combinadas con telas conocidas en el mundo (sintéticas, seda, tul, razo).

Por esos años era algo impensado que las mujeres del Norte se decidan utilizar. Nadie por esta zona daba más de dos centavos más para comprar estos diseños. Lo poco que se hacía era para enviar al extranjeros o entregado por encargo ya que no era tampoco muy barato para ser adquirido.

En las vidrieras no se exhibían estas prendas. En ese tiempo solo había uno o dos lugares donde selectos turistas europeos buscaban con ahínco esta prendas llevarse uno o dos modelos a su país por sus originales diseños y sello distintivo de exotismo.

Tardó, pero llegó

Para las salteñas eran productos menores, ignorados en su mayoría, porque no estaban de moda y también porque era incomprensible su alto costo para los bolsillos locales.
Se prefería más los modelos conocidos, fabricados en serie o de distinguidos diseñadores o marcas famosas.

Por estos días, a casi un lustro de distancia de aquellos intentos de difundir la riqueza de nuestra cultura textil, basada en la tradición, los diseños autóctonos de nuestros indígenas, se puede decir que la moda calchaquí se impuso y hoy tener en nuestro guardarropa una prenda con diseños étnicos norteños es algo común, como tener un equipo de gimnasia marca “Adidas”.

Fashion week andino

Después de casi un lustro, la competencia es feroz. Existen numerosas casas con estas prendas, un stock de diseños variados y también numerosos diseñadores que compiten por un espacio en el mercado europeo. Al cambio, hoy las jóvenes y mujeres coquetas se “mueren” por tener alguna de estos diseños como “pret â porter” (listo para ponerse).

Los vaivenes de la moda en el mundo tienen que ver con grandes hechos que se difunden a través de los continentes. La moda andina está viviendo su momento de apogeo entre las mujeres de Occidente y entre los diseñadores de alta costura, desde que Evo Morales mostró su famosa “chomba” multicolor. Ese solo hecho revitalizó la tendencia a la moda andina que ya venía gestándose hasta explotar en los sendos Fashion Week europeos de los grandes diseñadores como Dior, Ralph Lauren o Cavanni.

Moda en Las Yungas

Un toque de la nueva moda andina pudo verse en Jujuy, al estilo Calchaquimix, complementada con perfomances artísticas, nuevas tecnologías, música electrónica con un DJ invidado de lujo como Carlos Alfonsín. En un lugar exótico, selvático, de un paisaje increíble, como lo es la reserva ecológica de la biosfera de Las Yungas.

En la sección moda étnica de la muestra realizada en Las Serranías del Zapla, Palpalá-Jujuy, la diseñadora salteña Cintia Matos, mostró todo su potencial creado para la temporada Otoño/Invierno 2006, mediante un desfile con 15 modelos, producido por el staff de Classique de Graciela Tejerína, quienes lucieron creaciones de tonos andinos de la casa de diseños Runa Kala.

Por su lado el DJ Carlos Alfonsín, considerado en la actualidad un Nº 1 en la escena musical electrónica en el país con proyección internacional, tocó un set afiebrado de tres horas con tendencias Down Tempo, Mínimal y Techno, para una selecta concurrencia que entendió la propuesta musical y artística dirigida a un segmento VIP.

Previo al set de Alfonsín musicalizaron como invitados DJ Mack de Salta (Tribal, House, Progressive) y Rolo Ranzoni de Jujuy (House, Techno). En la sección perfomances hubo una sesión de “Body Paint” y danzas contemporáneas.

VEA todas las fotos – Click aquí

Unión de culturas

El IV Calchaquimix 2006, consolidó este proyecto como una novedosa y moderna experiencia multidisciplinaria que fusionó nuestra raíces ancestrales como una experiencia del NOA calchaquí para trascender mágico mundo cultural andino. Fue la unión de dos culturas étnicas a través de la moda con adaptación a las nuevas tecnologías y la música electrónica.

Subrayamos también el aporte y el agradecimiento a la Municipalidad de Palpalá que también tuvo la apertura suficiente para auspiciar este novedoso evento de generar un ámbito electrónico de niveles tan originales como también nos merecemos los norteños.

Al margen también de no haya podido llegar mucha gente a la zona selvática de Las Yungas, creo que se cumplió objetivos de proyección y difusión del espíritu de un lugar exótico para una fiesta electrónica temática cuya que por instalarse definitivamente Jujuy y Salta es intensa.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img