spot_img

Arte y paisajes secretos

El artista plástico Mariano Cornejo editó su libro de fotografías “Salta por Mariano Cornejo”, cuya edición fue presentada el martes 14 de diciembre en Pro Cultura Salta. En la fotografía encontró un nuevo vehículo hacia el arte y puso su lente y su mirada en los paisajes de Salta, algo recurrente en también en sus pinturas.

El arte de Mariano Cornejo

La obra publicada por la editorial “El Mundo”, contiene fotografías de lugares poco habituales, lugares escondidos en la profundidad de las montañas donde solo se accede a pie o a caballo. Primeros planos de la naturaleza más recóndita de nuestros paisajes. De su novel técnica el reconocido escritor Santiago Sylvester tituló en el prólogo “Intensamente El Ojo”.

“Hay una vieja y reiterada pregunta que se formula de este modo: qué se ve cuando se ve. El intento de contestarla es el trabajo de buena parte de la crítica del arte, y del propio arte; sobre todo a partir de cierto momento de la cultura, cuando quedó claro que la mirada tiene mucha incidencia en la consideración de qué es arte, y en consecuencia de qué no lo es.” (…)

Una de las obras de Cornejo
Una de las obras de Cornejo
En otros párrafos de su escrito sobre la obra de Cornejo, Santiago Sylvester argumentó: “Podría decirse que en este caso el ojo es más ojo que nunca: casi no es otra cosa, sólo que incide con sensibilidad y conocimiento: trabaja sobre lo que ya ha visto, tal vez sobre lo que ha visto muchas veces, pero lo hace como si sostuviera una mirada inédita y descubriera por primera vez lo que está incorporando para los demás”. (…)

“Este libro de fotografías forma parte del trabajo complejo que es a la vez recorrido e intensidad. Su autor, Mariano Cornejo, ha resuelto mirar para saber qué ve, y estas fotografías son el logro de sus búsquedas” (…).

“Son expresiones de algo antiguo, casi secreto, pero que sigue dando vueltas por allí, conviviendo con lo reciente, con lo inevitablemente contemporáneo. Aquí no se encontrará la Salta turística, ni el “salteño escénico”, sino algo previo o, en todo caso, un punto de vista distinto, que no simpatiza con ese requerimiento de esta época”. (…)

“Las cosas están ahí, ofrecidas al ojo, pero el problema son sus relaciones: de qué manera se vinculan por afinidad o discordia, en palabras presocráticas, y terminan configurando el mundo. El artista, el ojo del que ve, establece un nuevo contrato, y ese nuevo contrato es nada menos que el resultado del arte”, concluyó Sylvester.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img