spot_img

Al pan, pan y al palo producciones

Shakira cantó, gustó, emocionó, hizo bailar a más de 25 mil personas y dejó buenos dividendos al Gobierno de Salta, organizador de su show que colmó el estadio «Ernesto Martearena». Al pan, pan y “Al palo Producciones”, la empresa que tuvo inconvenientes organizativos que amenazaron con empañar el show, si es que no terminó ya empañado.


La organización manejada por Sebastián Magnasco habilitó dos puertas para el ingreso de las miles de personas. El retraso de 2 horas en la apertura, convirtió a esos ingresos en un «cuello de botella» que derivó en el retraso y perjuicio a los artistas teloneros que estaba listos para actuar, pero no pudieron hacerlo por ausencia de la gente.

Nadie se salvó de la espera y de ponerse a una interminable fila que por su extensión, casi daba vueltas al estadio. Ni la gente que pagó caro el campo, como tampoco los que tenían su platea numerada se salvaron de esperar como mínimo 4 horas, por un retraso de 2 o 3 horas, a partir de lo anunciado por los medios, en la apertura de puertas.

Luego del tedioso y lento ingreso de las dos bocas abiertas sobre la calle lateral donde se realiza un corso, muchísima gente se quedó si escuchar los dos primeros números, porque aun pasadas las 21, seguían en aguardando en la fila. Después no les quedó otra que esperar la presentación de Shakira, la que finalmente se produjo a las 21.50 hasta las 23.45.

Los afectados por este inconveniente (que bien podrían pedir aun hoy la devolución del importe abonado) no solo fue el público, sino también los artistas de la previa. A la protagonista Shakira se le respetó el horario a rajatabla.

Los Huayra (subieron a las 18.15 y cantaron 30 minutos para poca gente). Espera de por medio, subió Calle 13, a las 20.30. Su show fue de apenas 30 minutos porque a las 21 tenía que dejar el escenario para preparar el set de Shakira.

El enojo de René, el cantante portorriqueño de Calle 13, no se hizo esperar. Apenas pudo dijo: “Yo pensé que este era un festival y que todo era equitativo, pero vemos que no es así…” Mi público, haremos tres temas y nos vamos, espero que todo este bien y se escuche bien…”. El dúo hizo sólo 5 temas y huyó raudamente. Entre ellos: “El Baile de los pobres”, “Critícame” y “Latinoamérica”.

Sebastián Magnasco, productor y funcionario del Gobierno
Sebastián Magnasco, productor y funcionario del Gobierno
Tamaña ineficacia le fue achacada a la organización local “Al palo Producciones”, al mando del funcionario del Gobierno y productor privado de espectáculos, Sebastián Magnasco. En los últimos tiempos él, tiene el manejo de todos los grandes espectáculos privados y públicos que organiza el Gobierno de la Provincia. Una función que es claramente incompatible con su cargo público en la Secretaría de Cultura de la Provincia, donde se desempeña como jefe de sala del Teatro Provincial.

La novedad reciente: cuando todos vimos la multitud de gente que concurrió al estadio, la producción intenta argumentar que por sus costos, el show dio pérdidas al erario estatal. Se trata de una salida poco creíble por los altos costos de las entradas.

Si esto sería cierto y solo pagaron 15 mil personas, el Gobierno tuvo que haber regalado al menos cerca de 10 mil entradas. Y si esto fuera cierto, es seguro que no fue al pueblo, sino a lacayos o a toda la familia aristocrática política que rodea a Juan Manuel Urtubey.

La Policía de Salta dio a conocer que la cifra de concurrencia de 22 mil personas. En tanto allegados a la producción de Shakira y “Panchi” Palópolis, presidente del ente que gerencia el Martearena, aseguraron a este medio que si el estadio estuvo lleno –en todos sus sectores- entraron más e 25 y no menos de 27 mil personas.

Simples cálculos según los diferentes precios de las entradas, aseguran resultados millonarios positivos. Ahora, a dónde van a parar las ganancias, eso sigue siendo una incógnita. Son los Diputados quienes deberían pedir la rendición de cuentas sobre de dónde se sacan los recursos y a donde van a parar las ganancias, en su papel ilegal que juega el Estado al convertirse en productor de espectáculos.

Consultados sobre el tema, varios productores de espectáculos opinaron el show de Shakira no pudo dar pérdidas. En tanto el director de la entidad SADAIC, afirmó que recién este viernes podrá dar una cifra oficial de la concurrencia. Pero supimos que la entidad maneja números arriba de las 15 mil personas, como base para descartar pérdidas.

En su trabajo de prensa Magnasco, también maneja a discreción (como premio y castigo), las credenciales de prensa en cuanto espectáculo interviene. Y cada vez que puede (y cada vez puede más…) obstaculiza la labor periodística de representantes de Calchaquimix y Nuevo Diario.

Como era de esperar pasó también con Shakira. Magnasco estaba más preocupado por echar de una zona VIP a este cronista, para él indiscreto, cuando tenía problemas mayores en las puertas de ingreso, abiertas con 2 o 3 horas de retraso, según la controverisa de los partes de prensa enviados.

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img