spot_img

“A defender ésta diversidad”

Víctor Heredia cada día se muestra como un artista fiel a sus creencias de toda la vida Y en el “Festival de la Patria Grande” de Salta, en el marco del Bicentenario de Güemes no fue la excepción. Sobre el escenario ante decenas de miles de personas disparó un reclamo y la inquietud periodística sobre el porque su ausencia de Salta durante 24 años.

Entrevista a Víctor Heredia

Además en esta entrevista con Calchalquimix profundizó su percepción sobre el Bicentenario Argentino, su mensaje positivo a cerca de defensa de la diversidad de las ideas y el pensamiento, en la democracia del debate y el disenso que vivimos.

Heredia en Salta sobre el escenario dijo: “Me siento feliz de cantar para los salteños luego de 24 años. No se quienes pero a algunos empresarios o políticos se les ocurrió que yo no tenía que venir. Intuyo que por eso durante 24 años no quisieron que venga a cantarles a ustedes. Pasó mucho de estas cosas en el país. El miedo ha dominado a mucha gente en este país. Y las letras de mis canciones acompañaron muchas manifestaciones colectivas a favor de esos derechos y ustedes los jóvenes deben seguir peleando permanentemente por esos derechos”.

Su cansancio era notorio. Hace pocos días había llegado de catar en Francia e Israel y el día de Guemes estaba en Salta. Después de ser ovacionado por recital donde no faltaron “Taki Onkoy” con el acompañamiento de la salteña Mariana Cayón; “Alelí”, “Mara”, Encuentro en Cajamarca y “Una tierra sin memoria” y despedirse con “Todavía cantamos”; se entregó relajado y reflexivo a una entrevista.

¿Después del festejo del Bicentenario sentis que hay una apertura artística?

– Pienso que si. Y vaya si hemos luchado para lograr este espacio de libertad y democracia en la diversidad en el que hoy estamos parados, en el que hoy podemos movernos, disentir y podemos debatir, gracias a la democracia y la diversidad que hemos alcanzado”.
¿Quienes pensás que no quisieron que vengas a Salta?

-No se quienes ni quisieron venga durante 24 años. Pero me duele mucho porque hay lugares en el país donde uno siente que ha habido una propuesta poético musical realmente extraordinaria y esto me ha hace valorar muchísimo a la cultura salteña.

– Aquí han nacido poetas como el Cuchi, Castilla, Petrocelli, el Dúo Salteño, creo que hay una enorme cantidad de cosas que me unen desde el punto de vista musical y cultural a Salta, así que me dolía y sorprendía mucho no venir. Es una felicidad muy grande haber podido traspasar ese tiempo y estar aquí aunque sea después de 24 años.

¿Será por tu canto y compromiso por la libertad y la justicia?

– “Entiendo que sí. (Lo reafirmó dos veces). Mis canciones tienen que ver con las cosas que hemos peleados muchos los argentinos y hubo muchos intereses a favor de otras cuestiones y a favor de otras cuestiones y en contra de lo que yo digo. Asi que no cabe duda que viniera por ahí. Por eso se lo dije a los chicos en el escenario”.

– Me han quitado esa posibilidad de cantarles a los más jóvenes. Algunos con la excusa de que era mejor traer gente que tenía más que ver con la línea rockera. Otros porque quizás yo no era demasiado folclorista no lo sé…

¿Podría ser también por la “chaqueñización” que tuvo el folclor?

– No lo creo. Ojala yo pudiera ser tan alegre y cantar como el Chaqueño durante tres horas. El canto del Chaqueño hace falta. Hay que aceptar la diversidad en este país de una buena vez por todas. Yo entiendo que tiene mucho el mensaje de mis canciones. Siempre me ha pasado lo mismo en distintas provincias.

Tampoco los gobiernos de Salta favorecieron mucho a las comunidades indígenas ni a la defensa de sus tierras…

– Lo que yo sé, es que no es casual. En 1986 yo escribí “Taki Ongoy” y a partir de esa época hasta hoy no vine nunca más. Y esa canción no intenta hacer es agregarle un pedazo a nuestra historia. No es una obra en contra, sino una mirada especial que tienen los vencidos, lo que sufrieron y sobre las necesidades que tienen hoy. Los pueblos originarios no quieren otra cosas que se los escuche, se los entienda y se les de definitivamente, el territorio que tienen para que puedan seguir viviendo según su costumbre e historia.

¿Crees que te han convocado ahora porque quizás hubo algún cambio o una apertura?

– No mira, sinceramente creo que hay una propuesta nacional de aceptar la disidencia y eso me parece absolutamente loable. Por eso dije que el espacio democrático no sirve para únicamente para estar de acuerdo con uno, sino que sirve justamente para que nosotros podamos disentir, podamos debatir, nuestras divergencias.

– Esta sensación la tengo desde el Bicentenario donde hubo 6 millones de personas en la calle y no hubo un solo desmán, una vidriera rota. Yo me pregunto, donde está la supuesta crisis o crispación social de lo que hablaban algunos medios masivos de comunicación. No digo que toda esa gente haya estado de acuerdo, ni haya ido solo por la propuesta del gobierno popular, sino que fueron porque empezaron a sentirse cómodos en este marco que les brinda una democracia y de una diversidad de la que todos somos parte.

– No todos somos peronistas, ni somos comunistas, ni somos socialistas o radicales. Todos quizás somos alguna cosa de esas y en alguna medida podemos debatir y disentir justamente porque hubo gente que se sacrificó para eso.

¿Te dice algo la revelación que hizo Mirta Legrand sobre lo que le pasó a su familia en la dictadura?

– Mirta Legrand dijo que también había tenido dos desaparecidos en su familia. Una la pudo salvar por sus contactos con Arguindegui. Es bueno que Mirta desde el lugar que pensó siempre acepte esta situación. Habla también que esto nos pasó a todos los argentinos, no solamente a un determinado sector de Argentina. Esto tenemos que aprenderlo para que nos una, no para que nos separe.

¿Qué tuvo de especial para vos cantar frente Guemes que también fue un prócer de la libertad?

– A mi me parece extraordinario además de los detalles que conté. Pero también porque Guemes fue un caudillo que luchó por lo que creyó justo. Independientemente de las diferencias ideológicas que haya entre los argentinos; entre los distintos caudillos había un pensamiento que era el de mejorar el país. Equivocados algunos, errados otros, algunos evidentemente traidores. Pero yo creo que hay algunos caudillos que no pueden dejar de estar en los lugares que les corresponden porque han luchado por la patria.

¿El país está inmerso en un debate nacional o un mensaje de división en este sentido, cual es tu posición como artista popular?

– Bueno están mis canciones y el mejor mensaje que yo puedo dejarles es que amen y defiendan esta diversidad, que se sientan cómodos, que trabajen y caminen con eso. Tenemos que defender nuestras ideas, cualquiera que fuera, justamente porque la democracia es para eso.

  • José Acho, periodista y editor de Calchaquimix
  • Pedro Díaz (Fotos)

Artículos de la misma sección

últimos articulos

Los más populares

Publicidad

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img